Sabadell o CaixaBank: "No votaría por ellos en el corto plazo"

·2 min de lectura

Este martes, Suecia sorprendía el mercado anunciando una subida de tipos de 100 puntos básicos. Se sumaba así a las alzas récord que anunciaba el Banco Central Europeo (BCE), de 75 puntos básicos. Los datos de inflación siguen presionando a los bancos centrales. La última cifra que se ha conocido en este sentido son los precios de producción alemanes, que ha registrado una inesperada subida récord en agosto. El dato aumentó un 45,8% respecto al mismo mes del año anterior, informó la Oficina Federal de Estadística; en comparación con julio de 2022, los precios subieron un 7,9%, en ambos casos muy por encima de lo previsto.

La situación en Europa es especialmente complicada por la crisis energética, ocasionada a raíz del conflicto en Ucrania. "Las noticias provenientes del conflicto entre Rusia y Ucrania están haciendo que los índices vuelvan a caer (...) nos encontramos cerca de los mínimos de los últimos meses, el Ibex 35 cerca de los 7.750 puntos, a apenas 100 puntos", apunta Juan José del Valle, analista de Activotrade.

La elevada inflación y la ralentización a nivel mundial está provocando que haya un número récord de bancos centrales, hasta 32, subiendo tipos:

Bancos centrales
Bancos centrales

Lo que hizo este martes el Banco de Suecia puede darnos pistas de lo que seguirá durante el resto de encuentro de esta semana. Sobre la Reserva Federal, hay en torno a un 20% de posibilidades, según el consenso de mercado, de que se suban tipos en 100 puntos. Pero Juan José del Valle, de Activotrade, cree que es un escenario más que probable, con unas consecuencias en el mercado que serán positivas para el euro/dólar.

En este entorno, ¿dónde buscar rentabilidad?

Los pocos sectores que están teniendo algo de rentabilidad positiva este año, explica el experto, son defensa, commodities y renovables. "Creo que son sectores en los que uno puede buscar algo de refugio en este contexto en el que nos encontramos".

Sobre el sector bancario, si bien se ven beneficiados por las perspectivas de subidas de tipos en general, en el caso concreto de España, con los ejemplos concretos de Bankinter, Banco Sabadell o CaixaBank, han tenido un recorrido muy fuerte al alza en las últimas sesiones, pero "no votaría por ellos en el corto plazo, creo que el rebote ha sido muy fuerte en poco tiempo para esos sectores en particular", apunta del Valle.