¿Es mejor?, ¿qué síntomas tiene? Todo lo que tienes que saber sobre la doble vacunación de covid y gripe

Un sanitario administra una dosis de la vacuna covid (Photo: Future Publishing via Getty Images)
Un sanitario administra una dosis de la vacuna covid (Photo: Future Publishing via Getty Images)

Un sanitario administra una dosis de la vacuna covid (Photo: Future Publishing via Getty Images)

No, el peligro no se ha ido, señalan todos los especialistas sanitarios. La pandemia, aunque no lo parezca ya, sigue dejando muertes tras de sí y su rastro ahora se puede acrecentar con la llegada de la gripe. 2022, a diferencia de los dos años anteriores, está dejando muestras de una enfermedad que hace hace un tiempo era un factor de mortalidad importante pero que con el covid quedó casi olvidada.

Contra este doble peligro, Sanidad y las comunidades están llamando a una doble estrategia de vacunación. Dosis contra el coronavirus y la gripe en el mismo momento. Pero la llamada de refuerzo no está calando en la sociedad, después de mucho tiempo bajo el constante flujo informativo pandémico. Incluso la ministra Carolina Darias animaba recientemente a incrementar el porcentaje de población con la cuarta dosis, prevista para los mayores y personas en riesgo inmunitario.

Varios expertos consultados con El HuffPost intentan tumbar los bulos, los temores, y ofrecer a cambio certezas con sus respuestas a las dudas que más resuenan en estas fechas. Vacunarse, afirman, sigue siendo recomendable, cuando no necesario, para blindarse de la doble amenaza.

¿Qué diferencias presenta ese ‘dos en uno’ vacunal frente a las dos dosis separadas?

El doctor José Luis del Pozo, director de los servicios de Microbiología y de Enfermedades Infecciosas de la Clínica Universidad de Navarra, sentencia rápidamente: “No hay ningún problema de ponerlas a la vez, ni hay menor respuesta de anticuerpos ni hay más probabilidad de efectos adversos y además la tolerancia no es sumatoria”. Por tolerancia aclara que si una vacuna hace reacción en el organismo, por recibir dos juntas no se multiplica el grado de la reacción.

“Es algo habitual en numerosos casos y de hecho, el año pasado ya se dobló con ambas, aunque hubiera menos gripe y hasta se está preparando una vacuna combinada”, explica por su parte el conocido investigador Salvador Macip. El catedrático de los Estudios de Ciencias de la Salud de la Universitat Oberta de Catalunya y de la de Leicester en Inglaterra añade que, hasta ahora, “no hay ningún dato que pruebe diferencias entre recibirlas juntas o cada una en un momento diferente”.

A ambos les complementa Patricia Guillem, catedrática en Epidemiología, Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Europea. Explica que los efectos de ambas juntas tienen efectos “inmediatos”.

¿Pueden ponerse simultáneamente? ¿Mejor en un brazo todas o en brazos distintos?

No hay duda, pueden ponerse al mismo tiempo. De hecho es algo que ya ocurre en otras campañas especialmente infantiles, como la triple vírica (sarampión, rubéola y parotiditis) y la DTP (difteria, tétanos y tos ferina), señalan los tres. Incluso con las conocidas como vacunas del viajero, que obligan a los turistas que se desplacen a lugar exóticos a recibir numerosas dosis, añade el doctor Del Pozo.

Por supuesto funciona, garantiza que haya un mayor porcentaje de cobertura, aunque hoy la mayoría va a por la gripe, y además ayuda a concienciar a la población de que hay dos enfermedades ahoraPatricia Guillem, catedrática en Epidemiología, Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Europea

“Lo más, como ocurre con cualquier vacuna, esperar 10-15 minutos sentados tras la inyección por si hubiera algún mareo o alguna reacción”, apunta Patricia Guillem. Y, del mismo modo, recomienda “no hacer deporte o grandes esfuerzos ese mismo día, porque cuando menos movimiento haya en el tren superior, menos irrigación de sangre y seguramente menos dolor”. La epidemióloga aclara que en cuestión de brazos es mejor “distribuir los pinchazos”. “Posiblemente se generen molestias leves en los dos, pero son ligeras, muy sobrellevables; mejor no concentrarlos en la misma zona”.

Por protocolo, responde Del Pozo, “cuando pones varias vacunas al mismo paciente se tienen que colocar en puntos distintos. Se podría poner en el mismo brazo sin problema, pero  lo conveniente es una a cada lado”. En una línea similar, Macip reconoce que aunque sería posible recibirlas juntas, es mejor “diferencias brazos para que la probabilidad de dolores fuertes sea mucho más baja”.

¿Qué síntomas pueden causar? ¿Hay alguna diferencia en la sintomatología al ponérselas a la vez?

Guillem pide tranquilidad ante las posibles reticencias. “Se van a reportar muy pocos efectos sintomáticos a largo plazo; lo más, los casos leves típicos de anteriores vacunas”. La propia catedrática de la Universidad Europea se refiere a los ya conocidos episodios de fiebre ligera, dolor en la zona del pinchazo, cierto dolor de cabeza y cansancio. “Todo leve”. Y añade que “este año, la vacuna de la gripe viene en sí misma con muy pocas complicaciones asociadas vistas las estadísticas y en cuanto a la del covid es una dosis rebajada, por estar dirigida al refuerzo de población ya vacunada tres veces previamente”.

“El año pasado ya se controlaron sus efectos y no se añadió ningún tipo de síntoma adicional por el hecho de ponérselas juntas”, retoma Salvador Macip, que detalla que las complicaciones “raras” como miocarditis o posibles cambios en la menstruación ocurrirían por igual por separado o con ambos fármacos simultáneos.

Este año vuelve a haber una gripe fuerte, tras dos años casi sin noticias; en el Hemisferio Sur se ha pasado una temporada muy mala con la gripe y esto debe mantenernos alertaJosé Luis del Pozo, director de los servicios de Microbiología y de Enfermedades Infecciosas de la Clínica Universidad de Navarra

¿Y qué hacersi la persona que se va a vacunar ha pasado el covid hace poco?

Lo ideal, explica el doctor Del Pozo, es que “si se sabe a ciencia cierta que se ha dado positivo hace menos de seis meses, podemos esperar”. No obstante, aclara que no ocurriría nada por vacunarse habiéndolo pasado hace poco o incluso teniéndolo, que es “algo que le ocurre a mucha gente”, ante la caída en las pruebas diagnósticas en los últimos meses.

En cuanto a la gripe el especialista del centro navarro no habla de plazos. “Cuanto antes, mejor. Ya está circulando el virus de la gripe. Aún no da grandes cifras, pero sé de hospitales en los que ahora hay más ingresos por neumonía gripal que por covid”.

¿Esta estrategia de doble vacunación sirve para combatir el sentimiento de fatiga pandémica y cansancio de tanta vacuna?

“Sí, sin duda”, responde raudo Macip, para quien la clave es “trabajar a dos niveles: insistir en la importancia de esta vacuna y aprovechar sus efectos en covid y gripe”. “Si haces una campaña para covid y otra para la gripe vas perdiendo eficacia y posibilidad de que la gente te haga caso”, añade.

Pero no es un simple llamamiento para aumentar la estadística. El investigador catalán recuerda que “las cifras de mortalidad del coronavirus siguen siendo parecidas a las de los últimos meses, así que de pandemia pasada, nada de nada. Para seguir haciendo vida normal, lo mejor es vacunarse”. Y prosigue, ya que “con la gripe pasa lo mismo. El impacto de la enfermedad es menor en términos graves, pero sigue teniendo importancia. Siempre se ha dicho que si la gente se vacunase de gripe bajarían los casos graves. Y es algo que no se percibe”.

“Por supuesto funciona, garantiza que haya un mayor porcentaje de cobertura, aunque hoy la mayoría va a por la gripe, y además ayuda a concienciar a la población de que hay dos enfermedades ahora”, continúa Guillem.

Como una “oportunidad logística y sanitaria” que no debemos aprovechar, lo define el doctor Del Pozo. Para el responsable de la Clínica Universidad de Navarra “está demostrado que si le facilitas la vacunación al paciente las tasas de cobertura son más altas”. “Este año vuelve a haber una gripe fuerte, tras dos años casi sin noticias; en el Hemisferio Sur se ha pasado una temporada muy mala con la gripe y esto debe mantenernos alerta y en cuanto a la del covid, la cuarta dosis ya viene adaptada a las nuevas variantes, así que es aún más recomendable”.

“Ya que podemos, aprovechemos”, remata Salvador Macip, cuyas palabras hacen suyas sus colegas y buena parte de la profesión. Dos años y diez meses de pandemia después, prevenir sigue siendo mejor que curar.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR