La séptima ola del covid ya está aquí: "Los síntomas son leves, pero parecen más intensos"

·5 min de lectura
Una sanitaria haciendo una prueba PCR. (Photo: via Associated Press)
Una sanitaria haciendo una prueba PCR. (Photo: via Associated Press)

Una sanitaria haciendo una prueba PCR. (Photo: via Associated Press)

¿Estamos ante una séptima ola de la pandemia? Esa es la pregunta sobre la que trabajan expertos y sanitarios, ante el incremento de los positivos durante los últimos días y el avance de las subvariantes ‘sigilosas’ de ómicron, BA.4 y BA.5 en España.

El Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC) detalló hace unos días estas nuevas variantes están provocando un aumento de los casos y advirtió que estas subvariantes “serán las dominantes en toda la Unión Europea”.

El ejemplo de Portugal

La ECDC detalló en su informe del pasado 13 de junio que no hay indicios de que las variantes BA.4 y BA.5 del covid, que aparecieron por primera vez en Sudáfrica en enero de 2022, sean más graves, en comparación con las variantes anteriores de ómicron.

Tomando como referencia los datos de Portugal, país donde la BA.5 es la variante dominante de la covid, los indicadores de gravedad (hospitalización, ingresos en UCI y muertes) están por debajo de los niveles alcanzados en el pico anterior. Aunque ello sí puede conllevar un alza de los positivos.

Los datos del Ministerio de Sanidad

El Ministerio de Sanidad cambió su estrategia de conteo de positivos en covid y, desde el pasado 28 de marzo, las cifras de contagiados solo pertenecen a los casos que se han dado en la población considerada como vulnerable, en personas a partir de los 60 años.

En el último informe publicado por el departamento que dirige Carolina Darias, la tasa de incidencia acumulada de contagiados en ese rango de edad, se sitúa en 653,25 casos por cada 100.000 habitantes. Un dato que ha ido en ascenso desde que el pasado 10 de junio Sanidad registrara una tasa de 578,39 positivos.

Pero el incremento de los positivos también se está viendo reflejado en un leve incremento de los ingresos hospitalarios. En total, con los datos actualizados a 21 de junio, hay 7.793 personas que permanecen hospitalizadas, con una tasa de ocupación del 6,35%. De ellas, 361 se encuentran ingresadas en la UCI, lo que representa una ocupación del 4,07%.

Una séptima ola “de la que nadie quiere hablar”

El epidemiólogo Daniel López Acuña, exdirectivo de la OMS, recuerda que “el virus sigue circulando y mutando” y, por ello, advierte de que se terminan generando “nuevas variantes de alta contagiosidad que elevan el riesgo de infecciones y reinfecciones”.

López Acuña recomienda al Ministerio de Sanidad que ponga en marcha la cuarta dosis para las personas mayores de 80 años porque “fueron vacunados por última vez, con la tercera dosis, hace más de seis meses”.

“Hay que recordar, además, que tenemos 15 millones de personas en España que no han recibido todavía la tercera dosis de refuerzo, lo que incrementa la vulnerabilidad ante la infección, su severidad y el riesgo de hospitalización”, expone.

El exdirectivo de la OMS también destaca el avance de las subvariantes BA.4 y BA.5. “La penetración creciente de las subvariantes, con mayor contagiosidad y riesgo de reinfección, son otro factor que complica la ecuación”, añade.

“Estamos ante una séptima ola de la que nadie quiere hablar pero que puede darnos reveses, especialmente, si optamos por no actuar para proteger a los más vulnerables”, sentencia.

Las nuevas variantes de alta contagiosidad elevan el riesgo de infeccionesDaniel López Acuña - epidemiólogo y exdirectivo de la OMS

Luis Mancera es administrativo de atención al paciente del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, y detalla que hace un mes “teníamos una especie de ola que no estaba declarada” y, desde entonces, la situación con los contagios ha empeorado.

“Desde finales del mes de marzo, tenemos una curva ascendente, que llega hasta hoy, cuando se empieza a doblar la curva. Ahora mismo tenemos muchos compañeros que están de baja por estar contagiados”, advierte.

Una situación que para Mancera ha ido creciendo desde el despido de 500 refuerzos covid en el mes de abril. ”Lo que están haciendo ahora es, sacas a una profesional que atiende el hospital de día médico o quitan a la gente de consultas, y les metes donde están las personas críticos”, señala.

El administrativo del Hospital Ramón y Cajal de Madrid asegura que hay más personas ingresadas por el virus. “Este lunes teníamos 65 pacientes covid. Hoy, jueves, tenemos 95. También tenemos seis pacientes que están en la UVI, cuando lo normal son dos o tres. Está subiendo y tenemos una ola de covid encubierta”, justifica.

Tenemos una ola de covid encubiertaLuis Mancera, administrativo en atención al paciente del Hospital Ramón y Cajal

Las urgencias, “a punto de bloquearse”

El aumento de los positivos en covid se está viendo reflejado en el empeoramiento de la atención hospitalaria. El portavoz de SATSE Madrid, Ricardo Furió, explica que hay hospitales que cuentan con salas por encima de su capacidad.

En concreto, en algunos hospitales como, por ejemplo, el Hospital Universitario La Paz cuenta con algunas salas especiales para atender a pacientes covid que superan la capacidad máxima, como ocurre con “la sala 5”. “Había 17 pacientes, dos de los cuales estaban ubicados en el pasillo y su capacidad es para 13 camas. La situación empieza a ser preocupante”, razona.

Los síntomas son leves, pero parecen más intensosConcha Herranz, médica de Atención Primaria

Concha Herranz también vive de primera mano el aumento de los contagios y, como médica de Atención Primaria, reconoce que el crecimiento de los casos es “palpable y evidente” y está provocando el “colapso” en algunos centros de salud.

La doctora asegura que con las nuevas subvariantes “la mayoría de contagiados presentan síntomas leves, pero parecen más intensos que en cepas anteriores”. “Se parecen más a la ómicron que vimos durante las navidades”, añade.

Aunque Concha Herranz también justifica que las bajas laborales por el virus se dan cuando el médico así lo considera, según los síntomas de cada paciente. “Solo las hay cuando el cuadro clínico del paciente requiere que la persona se quede en casa sin trabajar”, señala.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente