Sébastien Ogier gana el Rally de Cerdeña, doblete de Toyota

·2 min de lectura
Sebastien Ogier conduce su bólido Toyota Yaris durante la última jornada del Rally de Cerdeña, el 6 de junio de 2021 entre Arzachena y Braniatogghiu, en la isla italiana

El francés Sébastien Ogier (Toyota) logró la victoria en el Rally de Cerdeña este domingo por delante del galés Elfyn Evans, dando a Toyota un doblete, y tercero fue el belga Thierry Neuville (Hyundai), un triunfo que permite al piloto galo afianzarse al frente del Mundial de la especialidad (WRC).

Gracias a su 52ª victoria en WRC, la cuarta en Cerdeña, el séptuple campeón del mundo, que suma ya tres triunfos esta temporada, supera en 11 puntos a Evans en la clasificación del Mundial (106 puntos a 95).

"Ha sido un fin de semana increíble. Hemos hecho un gran trabajo durante nuestro test (antes del rally), el coche funcionaba mucho mejor que en Portugal. Tuvimos un gran día el viernes y ayer (sábado) logramos incluso ponernos en cabeza. Es muy bueno para el campeonato. ¡Gracias equipo!", reaccionó Ogier en su cuenta Twitter.

A sus 37 años, Ogier parece más cerca que nunca de un nuevo campeonato: tres victorias (de cinco carreras) esta temporada (Montecarlo, Croacia y Cerdeña) y con el mejor coche de todos, aunque el francés repite una y otra vez que será su última temporada completa, consagrada a ganar un 8º mundial, pero dice no interesarle igualar el récord de nueve coronas de su compatriota Sébastien Loeb.

- Errores de los pilotos Hyundai -

Obligado a abrir pista el viernes en la primera jornada, 'honor' que recae en el líder del Mundial, Ogier supo controlar en todo momento la carrera y esperar los eventuales errores de sus rivales de Hyundai.

Éstos llegaron el sábado: dos salidas de pistas y tanto el estonio Ott Tanak (ES12) como el español Dani Sordo (ES15) quedaron fuera de la lucha por la victoria.

"Hay que felicitar al equipo, porque tenemos un coche muy rápido. Solo hace falta hacerlo más fiable y cometer menos errores", admitió Tanak, campeón del mundo en 2019.

Ogier se aprovechó de los errores de los rivales para pasar a liderar la carrera y desde entonces supo gestionar su ventaja ante su compañero Evans, autor de varios mejores cronos, pero sin posibilidad de recortarle el medio minuto de desventaja que tenía con respecto al jefe de Toyota.

Neuville, único superviviente del naufragio de Hyundai, pudo conservar la tercera plaza que le permite seguir en la pelea por el Mundial, con 77 puntos.

La próxima cita será el Rally de Kenia, el último fin de semana de junio, en el regreso de la prueba africana al calendario mundial, con un trazado inédito al noroeste de la capital Nairobi.

dlo/mcd/pm