"No sé si da para tanto rato de risas", por Marta Flich

·1 min de lectura

Las elecciones son una buena oportunidad para conocernos un poco mejor, porque desvelan la esencia del ser humano. ¿Cuánto nos afecta el entorno? ¿Cómo relativizamos lo importante? Desde el populismo de ultraderecha se busca alterar los códigos, el respeto y la educación, paralizando cualquier avance y bloqueando el diálogo.

A cada poco hay que explicarle al aspirante cuestiones absolutamente básicas y esenciales, porque estando en la Tierra esa persona habla de Plutón con toda la conciencia, con toda la intención. En realidades inexistentes, la política ficción se hace fuerte. En tierra quemada lo único que crece es la confusión y lo que se sabe cierto se retuerce para generar debates inexistentes.

¿El objetivo? Poner en duda la realidad, abrir debates inexistentes, lanzar datos que son un dislate para ralentizar el debate de las ideas y los hechos, para cambiar el foco de lo importante, para infantilizar y embarrar el trabajo imprescindible y fundamental que hace la política. Para negar avances y hacer el mayor de los ridículos. ¡Misión cumplida!

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

👇 MÁS MARTA FLICH 👇

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente