Sánchez pide a Xi Jinping su mediación ante Putin para parar la guerra

Sánchez y Xi, en su encuentro
Sánchez y Xi, en su encuentro

Sánchez y Xi, en su encuentro

Balones (y galones) a China. Pedro Sánchez ha aprovechado su encuentro con el presidente del gigante asiático para pedirle que ejerza su influencia para detener la guerra iniciada por Putin en Ucrania, aprovechando el trato personal que mantienen con su homólogo ruso.

En la reunión entre los líderes españoles y chino en los márgenes de la cumbre del G20 en Bali (Indonesia), Sánchez y Xi Jinping también han puesto en común la necesidad de cooperar y buscar soluciones a las consecuencias que la guerra está teniendo, especialmente en el ámbito de la energía y la crisis alimentaria.

Poco se sabe de la respuesta del recién reelegido como líder todopoderoso chino, a quien ha felicitado formalmente Sánchez. Fuentes oficiales se limitan a reconocer que este ha reconocido la buena relación que tiene con Putin, algo que no es ningún secreto, si bien ha apuntado que no puede “sobrevalorarse” el papel de China.

España se suma al grupo de países que ha pedido la mediación de Pekín en un conflicto que se acerca a los nueve meses, sin que Rusia haya conseguido ninguno de los objetivos marcados en la “operación militar especial” decretada por Putin.

Lazos bilaterales ante un momento histórico

En el plano bilateral, Sánchez ha aprovechado su encuentro con Xi para  “profundizar” en la relación bilateral entre ambos países. El próximo año, que coincidirá con la presidencia española de la UE en el segundo semestre, se conmemorará el 50 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre Madrid y Pekín.

La cita, que ya maneja Moncloa, constituye un momento clave, indican, para “intensificar y diversificar las relaciones comerciales y de inversión”, punto en el que Sánchez ha insistido ante el presidente chino en la necesidad de que “haya reciprocidad para las empresas españolas” en el país asiático. Además, han apostado por una mayor cooperación en el ámbito comercial y de turismo.

“Tenemos un margen de maniobra muy amplio” para seguir profundizando las relaciones, ha sostenido el presidente español, que este martes también se ha visto con el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong y que el miércoles podría hacer lo propio con el mandatario de India, Narendra Modi.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR