Sánchez pide al PP y a Ciudadanos que rompan sus pactos con la ultraderecha

Madrid, 17 feb (EFE).- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reclamado este miércoles en el Congreso de los Diputados que PP y Ciudadanos rompan sus pactos con la ultraderecha porque las elecciones catalanas, donde ambos han sido adelantados por Vox, muestran que "les están comiendo".

El jefe del Ejecutivo ha dado este consejo a ambos partidos en su réplica durante la sesión de control en el Congreso a la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, que le ha pedido explicaciones por los "insultos" a la democracia por parte de su vicepresidente segundo y líder de Podemos, Pablo Iglesias, y de sus "socios separatistas".

Tanto el líder del PP, Pablo Casado, como la presidenta de Ciudadanos han cargado contra el Gobierno por las críticas de Iglesias a la democracia española y el popular ha llegado a pedir su cese; en respuesta, Sánchez ha recordado el adelanto de Vox a ambas formaciones.

Al presidente del PP le ha pedido que opte entre una "oposición útil, moderada y con sentido de Estado" o "el camino de la perdición" que les ha enseñado Cataluña por su "complejo" con la ultraderecha.

Tras las elecciones catalanas Casado no debería hablar de "ceses", ha considerado Sánchez, que ha usado un símil cinematográfico en contra del PP: la película "El sirviente".

"Trata sobre un aristócrata que contrata un sirviente, al principio está tan contento porque arregla problemas, pero el sirviente acaba imponiendo sus normas y acaba siendo el que manda y el señor el que obedece", le ha resumido Sánchez al líder de la oposición.

En su réplica a Arrimadas, Sánchez ha relacionado los pactos con los de Santiago Abascal con el asalto al Capitolio de EEUU para cargar contra "el populismo" reaccionario de la ultraderecha.

Un populismo, ha asegurado, "que miente masivamente, que divide y polariza a la sociedad española persiguiendo a jóvenes inmigrantes o cuestionando la violencia de género de las mujeres", un populismo -ha insistido- que "ha dicho en estas Cortes que este Gobierno es un Gobierno ilegal y asesino".

Se sacudía de esta forma el jefe del Ejecutivo las críticas de PP y Ciudadanos.

Casado le ha recordado sus palabras cuando dijo que no podría dormir con Podemos en el Gobierno, y ha acusado a Iglesias de arremeter contra la monarquía, el Poder Judicial, decir que Carles Puigdemont es un exiliado, señalar a periodistas, patrocinar a un condenado por terrorismo e incluso decir "que España es una dictadura en la que te pueden hasta envenenar".

Se ha referido además Casado a las luchas "intestinas" del Gobierno "por todo" para advertir a Sánchez de que para sostenerse tiene "demasiados platillos en el aire", al tiempo que ha defendido que el PSOE también fue sobrepasado por su izquierda en Galicia, Madrid, Cádiz o Barcelona.

Arrimadas, por su parte, ha advertido de que "nunca antes" ha habido en España un Gobierno populista dentro del Ejecutivo y "nunca antes" unos partidos separatistas habían tenido "tanto poder y tanta impunidad", un poder que les ha dado Sánchez, por lo que en su mano está "frenar esta deriva".

Ha continuado criticando a Iglesias porque "no es normal que desde sus sillones y sus cómodas mansiones insulten a la democracia, a los periodistas y ataquen a los jueces que les investigan por corrupción", como tampoco que anime los altercados en apoyo del rapero Pablo Hasel: "Es el 'apreteu' del señor Iglesias y de sus socios separatistas".

Después, la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha acusado a Vox de estar "detrás" de los Ejecutivos autonómicos y municipales del PP a los que respaldan pero "sin dar la cara" porque "no quieren entrar en los gobiernos para ir sueltos, sin ninguna responsabilidad" y, además, "arrastrando al PP y a Ciudadanos a destrozar todas las políticas de igualdad entre hombres y mujeres".

Lo ha dicho en respuesta a una pregunta del portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, sobre una coalición de "facciones absolutamente incompatibles" donde Pablo Iglesias ha cruzado "todas las líneas rojas" al cuestionar la calidad de una democracia que, sin embargo, "prevelacerá" porque -ha asegurado- es fuerte y capaz de sostenerles a todos ustedes a la vez en el mismo Gobierno".

(c) Agencia EFE