Sánchez le lanza un 'dardo envenenado' a Luis De Guindos y su "ayuda" con el impuesto a la banca

Mucha ironía en la respuesta de Pedro Sánchez a la recomendación del Banco Central Europeo sobre el impuesto a la banca. Desde Portugal, el presidente español se ha referido al tema un día después de que el BCE reclamara un “análisis exhaustivo” de este impuesto extraordinario y pidiese que no se prohíba por ley a las entidades que se repercuta a los clientes.

En ese sentido, Sánchez ha recordado el pasado del vicepresidente de la institución, el economista y exministro durante el gobierno de Rajoy, Luis De Guindos.

“He escuchado al señor De Guindos que ha dicho que solo quiere ayudar. Es bien conocido en la política española. Fue ministro de Economía y artífice del rescate al sector financiera diciendo que no iba a costarle ni un céntimo de euro al conjunto de la sociedad española, responsable de un gran banco, Lehman Brothers, y hoy vicepresidente del Banco Central Europeo”, ha recordado.

Y no solo eso. Le ha agradecido “su ayuda” y ha asegurado que revisará el informe económico sobre el impuesto pero que el Gobierno seguirá con su plan marcado y aprobado en las Cortes Generales.

“Yo agradezco, sin duda, las ganas de ayudar del señor De Guindos. Tomamos nota, estudiaremos el informe, pero el Gobierno sigue con su hoja de ruta para crear este importante impuesto”, ha añadido.

Sánchez ha mantenido su postura para que la banca y las grandes energéticas “arrimen el hombro” en tiempos difíciles para los ciudadanos pero rentables para estos sectores. “Está justificado”, ha insistido.

Además ha garantizado que tal y como está propuesto desde Moncloa, el impuesto extraordinario están planteado para que no se traslade a los clientes de las entidades financieras afectadas.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR