Los socialistas homenajean a Lluch: "Que sepa que le recordamos y queremos"

Agencia EFE
·3 min de lectura

Barcelona, 21 nov (EFE).- El PSC ha rendido este sábado homenaje al exministro Ernest Lluch, asesinado por ETA hace hoy 20 años, un acto que debido a la pandemia ha tenido que ser virtual y en el que el primer secretario de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, ha afirmado: "Que sepa un año más que le recordamos y le queremos".

También el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha querido tributar homenaje este sábado al que fuera ministro de Sanidad y ha destacado especialmente su labor en favor de la sanidad pública en un mensaje en su cuenta de Twitter.

"Hace 20 años el terrorismo asesinó a Ernest Lluch. Hoy honramos tu memoria. Gracias por tu gran labor política, tu ejemplo y valentía. Gracias por hacer de todos la sanidad pública. Con ella, hoy se combate la pandemia y se salvan miles de vidas. Gràcies, Ernest", ha escrito el jefe del Ejecutivo concluyendo con ese agradecimiento en catalán.

A causa de la crisis sanitaria, una sucesión de vídeos con mensajes de dirigentes socialistas ha sido el formato elegido esta vez por el PSC para rememorar la trayectoria de Lluch.

Entre otros, han tomado la palabra la presidenta del Congreso, Meritxell Batet; el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el exalcalde de Donosti Odón Elorza.

Iceta ha puesto el punto final al emotivo homenaje mediante un diálogo con la hija de Lluch, Eulàlia.

"Quería que el catalanismo perviviera, que fuera una cosa muy extensa, abierta, acogedora. Que nunca se pudiera dividir por razón de idioma o procedencia, y creo que en esto tenía mucha razón", ha indicado Iceta.

El actual líder de los socialistas catalanes ha destacado que Lluch era "una persona profundamente catalanista" y ha sostenido que ahora, efectivamente, "se ha visto que cuestiones de identidad dividen y debilitan".

También ha destacado los "valores muy profundos" que guiaban la acción política de Lluch, los cuales anteponía a "ideologías cerradas" que profesan otros dirigentes.

"Era una persona que reclamaba diálogo y entendimiento", ha añadido antes de destacar que si bien todas las familias echan de menos a sus seres queridos malogrados, el caso del hoy homenajeado es distinto, porque "Lluch era familia de muchos".

Eulàlia Lluch ha recordado las "ideas muy profundas" que defendía su padre y ha asegurado que, si siguiera vivo, "seguro que intentaría hacer de puente" entre los discrepantes.

Iceta también ha defendido que Lluch, como titular de Sanidad, "era la persona adecuada para hacer una reforma fuerte como la de la Ley de Sanidad".

"Era una persona de valores muy profundos y un reformista, quería la mejora permanente", ha agregado.

Illa, que ahora ocupa el cargo que tuvo Lluch, ha ensalzado el "sistema sanitario universal y público para todos los españoles" por el que peleó el socialista catalán, "un legado" y "unos principios" que a día de hoy siguen siendo "inspiradores".

Batet, a su vez, ha destacado que Lluch fue "impulsor del diálogo y el acuerdo como instrumentos fundamentales para resolver conflictos" y ha alabado su "capacidad integradora a través del diálogo".

Para el exministro, ha agregado, "el diálogo y el compromiso no eran palabras vacías sino instrumentos diarios" de su práctica política.

La sucesión de vídeos de homenaje a Lluch ha terminado con imágenes de Iceta acompañando a la familia del homenajeado a visitar su tumba.

Acto seguido, en un fondo blanco se han podido leer unas palabras de Lluch que definen su pensamiento político: "El socialismo es llevar la máxima libertad, la máxima igualdad y la máxima fraternidad posibles a las personas que viven en sociedad".

Lluch, nacido en Vilassar de Mar (Barcelona), fue ministro de Sanidad con Felipe González como presidente del Gobierno y, sensibilizado con el problema vasco, era defensor de la vía negociadora entre las partes desde el diálogo.

El 21 de noviembre del 2000 fue asesinado por los terroristas de ETA en el aparcamiento de su domicilio en la capital de Cataluña cuando regresaba de impartir sus clases en la Universidad de Barcelona.

(c) Agencia EFE