Sánchez-Gijón da voz a todas las Juanas al son de Chevy Muraday

1 / 3
La actriz Aitana Sánchez Gijón, personaje protagonista, este miércoles, durante el pase gráfico de la obra "Juana", en el Teatro Español de Madrid, dirigida por el propio Muraday. EFE/Rodrigo Jiménez

Madrid, 4 dic (EFE).- "Chevy, hazme bailar", esto fue lo que le dijo Aitana Sánchez-Gijón al coreógrafo Chevy Muraday hace algo más de dos años, y él lo hizo al ritmo de las pasiones de la Papisa Juana, Juana de Arco, Juana la Loca, Juana Inés de la Cruz y Juana Doña, todas esas mujeres que "atraviesan" a la actriz en "Juana".

Una obra que desde este miércoles y hasta el 22 de diciembre estará en el Teatro Español y que supone un "viaje emocional" que no parte de la razón sino de las "vísceras", según ha dicho el dramaturgo Juan Carlos Rubio, el artífice de este guion de "grito salvaje" compuesto por textos de él mismo, Marina Seresesky y Clarice Lispector; así como por fragmentos de obras de Alcuino de York o Shakespeare.

Y es Sánchez-Gijón quién hace de "contenedora" de todas esas Juanas que, para Muraday, son las que han "construido a la mujer actual".

"Todas esas Juanas atraviesan a Aitana y ella les da voz", ha matizado acerca de estas cinco protagonistas de la historia de España, aunque también da voz a otras como Juana la Beltraneja para así construir esta cronología que abarca desde la Edad Media hasta el siglo XX.

Mujeres con las que, en palabras de la actriz, quieren "reivindicar simplemente el hecho de ser". "La mayoría de estas Juanas fueran duramente castigadas por salirse de la casilla por querer ser (...) yo soy un vehículo para darles voz y no olvidar de dónde venimos", ha añadido al tiempo que ha matizado que en "Juana" no se ve el "hombres malos, mujeres buenas".

Pero en "Juana" no solo es la voz el vehículo de transmisión de este mensaje sino también el baile, esa disciplina que le ha abierto "en canal" dando pie a que la "palabra salga por derecho propio".

Y junto a ella en el escenario está la "manada de lobos" que conforman Muraday y los bailarines de su compañía "Losdeade": Carlos Beluga, Maximiliano Sanford y Alberto Velasco.

"No todos estamos en el mismo lugar, nosotros durante la pieza sometemos a Aitana, pero también la acompañamos porque hemos querido recordar que detrás de estas mujeres ha habido un hombre que las ha acompañado", ha expresado Muraday.

Con un diseño de escenografía firmado por Curt Allen, Willmer y Studio DeDos (AAPEE), en "Juana" -que fue estrenada en Valladolid en octubre- elementos como una cinta de correr, en la que Sánchez-Gijón camina y corre aumentando el ritmo de desesperación de uno de sus personajes, son protagonistas también junto a un muro que se "compone y descompone", según la descripción de Allen.

"Juana" es una coproducción del Teatro Español perteneciente al Área de Cultura, Deportes y Turismo del Ayuntamiento de Madrid con "Losdeade" Compañía de Danza.