Sánchez dice que no quiere elecciones y pide a Iglesias que sopese la oferta del PSOE

1 / 2
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, comparece este miércoles ante el pleno del Congreso. EFE/Emilio Naranjo

Madrid, 11 sep (EFE).- El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha subrayado este miércoles que no quiere elecciones, ha asegurado que trabajará hasta "el último segundo" para evitarlo y ha pedido al líder de Podemos, Pablo Iglesias, que sopese la oferta programática del PSOE y acabe permitiendo su investidura.

En su réplica a los grupos parlamentarios, Sánchez ha vuelto a rechazar la coalición que le reclama Podemos porque, según ha dicho, no hay una única forma de entenderse sino "muchas" y ha pedido a Iglesias que las explore.

No ha querido Sánchez responder a la invitación que el líder de Podemos le ha hecho para que ambos se sienten a hablar y desencallen la negociación, y le ha dicho que si tiene propuestas las haga en la mesa negociadora de los dos partidos.

Además, ha rechazado la teoría de Iglesias de que la coalición funciona poniendo Italia como ejemplo, porque según ha subrayado en ese país ha habido 65 gobiernos desde la segunda guerra mundial, por lo que "gobierno de coalición no es sinónimo de estabilidad".

Una y otra vez ha dicho Sánchez en su turno de réplica que no quiere elecciones sino un Gobierno "fuerte, cohesionado y coherente" en una legislatura "estable", y para ello trabajará, ha prometido, "hasta el último segundo".

Además ha dicho ser el "primer interesado" en que haya un Gobierno, pero ha recalcado que eso no depende solo del Ejecutivo en funciones y del grupo socialista, sino de todo el Congreso y sus 350 diputados.

Ante la atenta mirada del líder de Podemos, Pablo Iglesias, quien antes le ha pedido diálogo y ha hecho una mueca cuando le ha escuchado decir que no quiere elecciones, Sánchez ha puesto además el ejemplo del acuerdo del reparto institucional europeo para defender su apuesta por un acuerdo programático.

Ha señalado así que las tres principales familias políticas europeas lograron llegar a un consenso pero además se habló con otras y él dialogó con el de los grupo verdes, que dio una "gran lección" porque no pidió entrar en la Comisión pero la apoyaría si incluye políticas verdes.

"Son las políticas lo más importante", ha reiterado Sánchez, quien al dirigirse a Pablo Iglesias le ha insistido en que no cree que haya una sola fórmula para entenderse.

Le ha reprochado, eso sí, que Unidas Podemos rechazase en julio la coalición porque considerase que los ministerios que les ofrecían eran "floreros" o no tenían competencias, cuando se trataba de áreas tan importantes como la Sanidad.

"No son asuntos menores que se puedan despreciar", ha apuntado Sánchez, quien ha acabado sus réplicas a los grupos insistiendo en que espera que los demás partidos permitan una investidura que impida que se "quiebre" lo que "dijeron los españoles el 28 de abril "que quieren un gobierno progresista y a la derecha donde está, en la oposición".

Antes, no obstante, también ha vuelto a pedir a esa derecha su abstención para poder seguir gobernando.

Así, cuando el líder del PP, Pablo Casado, le ha pedido los anticipos a cuenta para las comunidades, le ha dicho: "Lo tienen muy sencillo, absténganse".