Sánchez destaca ante la OTAN el papel de España en la lucha antiterrorista

El presidente del Gobierno, Pedro Sanchez (c) posa con el primer ministro británico Boris Johnson (d) y el secretario general de la OTAN Jens Stoltenberg (i) a su llegada a la cumbre. EFE/EPA/Facundo Arrizabalaga

Watford (R. Unido), 4 dic (EFE).- El presidente del Gobierno español en funciones, Pedro Sánchez, puso en valor este miércoles ante los otros 28 líderes de la OTAN el papel de España en la lucha contra el terrorismo internacional, uno de los principales desafíos de seguridad a los que se enfrentan los países de la Alianza.

La amenaza terrorista es uno de los asuntos que centra las conversaciones en la reunión de líderes aliados a las afueras de Londres, ciudad donde el pasado viernes un atentado dejó dos víctimas mortales.

En ese sentido, el presidente del Gobierno recalcó que España está representada en las misiones contra el terrorismo internacional en Afganistán e Irak, indicaron fuentes del Ejecutivo español.

El presidente en funciones llamó además a la modernización de la OTAN y a su adaptación a los nuevos desafíos.

"Ya no hay retos de seguridad que amenacen a un único país y por ello estamos obligados a comprometernos con soluciones consensuadas a través de un multilateralismo reforzado y eficaz", dijo Sánchez en la cumbre, según divulgó el Gobierno español en un comunicado.

Sánchez intervino en el plenario del Consejo del Atlántico Norte en tercer lugar, por detrás del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y del anfitrión de la cita, el primer ministro británico, Boris Johnson.

Las fuentes consideraron que este orden de intervención "no es al azar" y que simboliza "la fiabilidad de España" como miembro de la OTAN, que aporta más de mil tropas a misiones para contribuir a la seguridad transatlántica.

Según manifestaron, España recibió felicitaciones por la decisión de mantener las baterías de misiles Patriot en Turquía, un socio cuya postura ha generado tensiones en el seno de la Alianza.

España anunció en octubre que mantendrá en la base turca de Incirlik, cerca de la frontera con Siria, la batería Patriot que instaló hace cinco años en el marco de una operación de la OTAN para incrementar las defensas antiaéreas de Turquía.

Un apoyo que no tiene que ver con la operación contra las milicias kurdas en el noreste de Siria que llevó a cabo Turquía unilateralmente en octubre.

Según las fuentes diplomáticas, España no minimiza la necesidad de seguridad en el flanco este de la Alianza, donde contribuye a la seguridad de países como Letonia o Lituania, pero pide también que la OTAN no descuide el flanco sur y la amenaza terrorista.

Además del desafío terrorista, el Gobierno español considera que es necesario adaptar la Alianza a nuevos desafíos como la guerra híbrida o las amenazas cibernéticas teniendo especialmente presente la seguridad ciudadana.

Por otra parte, las fuentes destacaron el tono conciliador de la sesión después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volviera a pedir a los aliados hacer más por lograr un reparto más equilibrado de las cargas en la organización invirtiendo más en Defensa.

Consideraron que el objetivo de los países de llegar a invertir un 2 % del PIB en gasto militar para 2024 no es vinculante (la previsión es que este año España llegue al 0,92 %, el segundo aliado que invierte menor proporción de su PIB en Defensa solo por detrás de Luxemburgo).

En todo caso, subrayaron la importancia de la presencia de España en todas las misiones aliadas (excepto en la KFOR en Kosovo) como contribución a la defensa colectiva.

Por lo que respecta al debate que mantienen los aliados por primera vez en esta reunión sobre la pujanza de China, las fuentes indicaron que la discusión gira entorno a determinar cuándo tratar a ese país como socio y cuándo como rival.

Sánchez se reunió esta mañana con la delegación de Macedonia del Norte, país a las puertas de unirse a la OTAN que ha sido invitado a la cumbre en el Reino Unido.

El jefe del Ejecutivo español expresó en esa reunión que es favorable a la incorporación del país al grupo de aliados y espera que España ratifique su adhesión tan pronto como se forme un Gobierno.

Sánchez se entrevistó asimismo con el primer ministro de Holanda, Mark Rutte, y mantuvo conversaciones informales con la primera ministra danesa, Mette Frederiksen, y la canciller alemana, Angela Merkel, entre otros líderes.)