Sánchez descoloca a Feijóo con la portada de 'El Mundo': "No hay más que verla para saber qué va a decir"

Con traje color vino y dos portadas bajo el brazo se ha presentado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la sesión de control a su Ejecutivo que se ha celebrado este martes en el Senado, donde el líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, ha querido mostrarse duro con el presidente.

Le ha acusado de mentir a los españoles, de negociar la reforma del Código Penal con delincuentes, de excarcelar a violadores, de desproteger al Estado, de dañar el prestigio internacional de España y de sólo buscar “el ansia de poder”.

Horas después de que el Ejecutivo de coalición haya atado sus terceros Presupuestos Generales, Feijóo ha sentenciado que el Gobierno “está en shock” y que “los daños” para Sánchez son “irreparables”.

Todo frente a la sonrisa del presidente del Gobierno, recostado en su escaño, que no daba crédito a lo que estaba escuchando.

“No hay una institución política ni del Estado que no tenga un barniz de indignidad”, ha asegurado Feijóo, quien ha llegado a hablar de “un clima irrespirable” en el país.

“Preside un Gobierno en llamas”, ha aseverado el líder del PP, que ha llegado a reprochar la no presencia de “diputados de Podemos” en una Cámara, el Senado, donde la formación morada no tiene senadores. “Ministros diputados de Podemos”, ha tenido que matizar ante la carcajada general de los presentes y la incredulidad de los suyos.

“Yo no le voy a insultar”, ha intentado reincorporarse el líder del PP, que ha asegurado que Sánchez “miente” y “no tiene límites”.

“Pero España sí. Nunca nuestro país estuvo ante un Gobierno como el suyo. Nuestro país es mejor que su Gobierno y mejor que usted”, ha proseguido Feijóo, quien ha afirmado que “ojalá” pudiera hacerle una moción de censura.

“Le garantizo que la próxima vez que nos veamos en el Congreso de los Diputados será en mi debate de investidura”, ha asegurado el presidente del PP, quien cree que en las elecciones autonómicas y municipales de finales de mayo se producirá la verdadera “moción de censura” que permitirá “empezar a pasar página de la pesadilla más grande que ha vivido España”.

Tras atender entre risas y confidencias con el resto de senadores del PSOE, Sánchez, muy cómodo una vez más ante Feijóo, le ha preguntado al líder del PP si la moderación se la ha dejado “en objetos perdidos junto con su supuesta autonomía política”. “Con sus insultos, usted no daña al Gobierno, daña a la convivencia y a la democracia”, ha agregado el jefe del Ejecutivo.

Sánchez ha querido dejar claro que los españoles fueron quienes le dieron el poder, ha destacado las medidas que ha llevado a cabo su Gobierno y cómo ha intentado cambiar la situación en Cataluña respecto a 2017. Tras repasar los referéndums que se celebraron en esta región cuando gobernaba el PP, así como el 1 de octubre y la declaración unilateral de independencia, Sánchez ha recordado a Feijóo que el PSOE apoyó al Gobierno de Rajoy en la aplicación del 155.

“Un problema que ustedes no crearon pero que no ayudaron a solucionar. Y lo único que han hecho es reprochar. Estuvimos con ustedes y ustedes no están con nosotros”, se ha quejado.

“Pero da igual, no les importa Cataluña”, ha sentenciado el presidente del Gobierno, que se ha guardado un as en forma de dos portadas bajo la manga del traje. Las dos, del diario El Mundo. Con las dos ha querido mostrar los vaivenes de su rival.

La última, la de este martes por la mañana, en la que se podía leer el siguiente titular: “El PP anima a Feijóo a ser hoy ‘implacable’ con Sánchez: ‘Es el momento’”.

“Nos hemos desayunado con una portada bastante interesante que explica el por qué del tono bronco del señor Feijóo”, ha dicho el presidente del Gobierno mientras enarbolaba el periódico.

No era la única ‘primera’ del periódico conservador que traía Sánchez. También ha acudido con aquella otra portada en la que miembros del PP advertían a Feijóo sobre lo que supondría mediáticamente pactar la renovación del Poder Judicial con el Gobierno.

Tras recordar que después de esa portada el PP rompió las negociaciones, Sánchez ha añadido: “Usted, señor Feijóo, presume de ser un político previsible, que no autónomo. No hay más que ver las portadas para saber qué va a hacer y decir ese día”.

TE PUEDE INTERESAR