Sánchez no descarta que la investidura se retrase hasta enero

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez durante la rueda de prensa en la 25 Conferencia de las Partes del Convenio Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP) que arranca este lunes en Madrid bajo el lema "Tiempo de actuar". EFE/Zipi

Madrid, 2 dic (EFE).- El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha afirmado que el desbloqueo político en España no depende solo de un posible pacto entre PSOE y Unidas Podemos, sino que es responsabilidad "de todas las fuerzas parlamentarias", y no ha descartado que la investidura pueda retrasarse hasta al mes enero.

En su intervención en rueda de prensa en la COP25 junto al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, Sánchez ha apelado a la "responsabilidad y generosidad" de las demás fuerzas porque "España necesita un gobierno ya".

Sánchez no ha querido aventurar cuándo se formará gobierno, pero ha dejado claro que "lo que no puede haber y no habrá serán terceras elecciones", y ha añadido que el PSOE está "muy cerca" de conseguir los 176 escaños para una investidura con mayoría absoluta.

"Queremos que haya un gobierno cuanto antes. No le quiero poner ninguna fecha, no se si el 12 de diciembre, el 20 de diciembre o el 8 de enero. Lo que sí está claro es que España necesita un gobierno cuanto antes".

Y la formación de un ejecutivo "no solo depende del PSOE" en un país donde "hay síes, noes y abstenciones", sino que "depende de todas las fuerzas políticas".

Por eso ha hecho una "llamada" a todos los líderes políticos, a quienes ha preguntado: "¿Por qué continúan en el bloqueo? ¿Qué alternativa ofrecen al país".

"Encima de las siglas", ha apelado una vez más "al conjunto de actores políticos" a facilitar un gobierno que permita "afrontar desafíos tan graves y elocuentes" como el del cambio climático, para lo que necesitará "no solo conseguir la investidura, sino forjar alianzas parlamentarias".

Sánchez también ha recordado que las elecciones han resultado en un Parlamento "cada vez más fragmentado" en el que hay "un importante número de partidos políticos" con pocos escaños que ya "han dicho que no van a bloquear la situación y van a facilitar la formación de un gobierno".

"Estamos muy cerca de los 176 escaños", ha dicho Sánchez sobre una posible investidura con el apoyo no solo de fuerzas de izquierdas, sino de otras más conservadoras, algo que ha considerado positivo para "construir una mayoría para echar a andar la legislatura" y poner en marcha la agenda progresista.