Sánchez se compromete a hacer público el acuerdo con ERC para calmar críticas

EFE/EPA/FACUNDO ARRIZABALAGA

Madrid, 4 dic (EFE).- El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha lanzado este miércoles un mensaje de tranquilidad a quienes temen un acuerdo con los independentistas para la investidura y ha afirmado que si hay pacto con ERC "estará dentro de la legalidad y será público".

Sánchez, que ha hecho estas consideraciones en Watford (Reino Unido) en rueda de prensa tras la reunión de líderes de la Alianza Atlántica, ha subrayado que cualquier acuerdo con los independentistas será "bajo el paraguas de la Constitución" y a las formaciones políticas que se han sentado a hablar para propiciar la gobernabilidad les ha pedido "generosidad y responsabilidad".

El presidente en funciones también ha pedido responsabilidad y apoyo a Cs y al PP si bien ha reprochado a los líderes de ambos partidos sus ataduras "a la ultraderecha".

Sobre las negociaciones con ERC también se ha pronunciado hoy el secretario de Organización del PSOE e integrante del equipo negociador, José Luis Ábalos, quien ha asegurado que no se están negociando cesiones con ERC sino buscando "cauces de expresión".

Ábalos se ha referido así a la reunión de ayer, la segunda entre ERC y PSOE en una semana, en la que, por primera vez en un comunicado conjunto, ambas formaciones se comprometen a avanzar en la "vía política" para resolver el "conflicto" catalán y a buscar los instrumentos necesarios para encauzar la situación.

A juicio del también ministro en funciones, lo que se está planteando hasta ahora son "aproximaciones para intentar encarar un conflicto y no negarlo".

En esta tesitura, los líderes de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, han confirmado que, en los últimos días, habían visitado en la cárcel al líder de ERC, Oriol Junqueras, y le habían trasladado la necesidad de que se conforme un gobierno progresista que avance en políticas sociales.

La irrupción de los sindicatos en este asunto también está relacionada con la propuesta de ERC, ya anunciada por su portavoz en el Congreso, Gabriel Rufián, de que las futuras mesas negociadoras que se conformen con los socialistas estén abiertas a las centrales sindicales para dar amplitud a temáticas laborales y sociales.

Sobre la visita de los líderes a Junqueras, Sánchez ha señalado, en la rueda de prensa, que no le corresponde pronunciarse sobre lo que hagan organizaciones autónomas, como son los sindicatos, pero sí ha valorado que formen parte de "un mismo anhelo y un mismo sentir, que es que haya gobierno".

Y en esa dirección, es decir, con el objetivo de que haya investidura y se conforme gobierno, el rey ha recibido hoy en el Palacio de la Zarzuela a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, que le ha hecho entrega del listado de 19 partidos con representación parlamentaria que irán a la ronda de consultas del monarca para la investidura de Sánchez.

Un encuentro que ha tenido lugar a algo menos de 24 horas de que sea hayan constituido las Cortes y Batet haya sido elegida por segunda vez como tercera autoridad del Estado.

En esta primera jornada tras la constitución de las Cortes, el PSOE se ha reunido por primera vez con JxCat.

Si bien la discreción ha sido la tónica de este encuentro y ninguna de las partes ha hecho declaraciones, la diputada de JxCat Laura Borràs sí ha comentado sentirse satisfecha y ha informado de que habrá una segunda reunión en los próximos días.

El martes 10, también habrá nuevo encuentro entre los equipos negociadores de PSOE y ERC, y será ya el tercero.

Encuentros que, según ha dicho hoy Sánchez, "van muy bien porque son discretos" y eso, ha señalado, "es un principio esencial para llegar a buen puerto".