Sánchez a Casado: "deje las trompetas del Apocalipsis a la ultraderecha"

Sánchez a Casado: "deje las trompetas del Apocalipsis a la ultraderecha"

El candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido al líder del PP, Pablo Casado, que "por el bien de España" deje las "trompetas del Apocalipsis a la ultraderecha" porque con ese clima "que están insuflando sólo deterioran, aún más, la convivencia".

"Ni se va a romper España, ni se va romper la Constitución" ha dicho Sánchez a Casado al que ha emplazado a no dejarse arrastrar "por la ultraderecha" y ha tendido la mano para forjar esta legislatura "esos grandes consensos y acuerdos" que demanda España.

"No quiero que desaparezca el centro derecha en España", ha afirmado rotundamente el candidato socialista en su réplica al presidente del PP, "como tampoco quiero que la ultraderecha siga creciendo a sus expensas, haciendo que la convivencia se deteriore y el extremismo campe a sus anchas".

Pero para ello, ha recalcado, "el centro se tiene que comportar como centro y la derecha como derecha". Y ha acusado al líder del PP de "abandonar" ese espacio para legitimar "el discurso de la ultraderecha".

Sánchez ha defendido que los votos de la Cámara son "todos legítimos" y ya en referencia a Cataluña ha remarcado que existe un "contencioso serio heredado de la gestión" del PP.

El presidente en funciones también ha hecho mención a la Constitución y ha considerado que la diferencia entre el PSOE y el PP es que la versión de los populares consta de un sólo artículo: "Es constitucional aquello que es del PP y es inconstitucional aquello que no aceptan".

El candidato ha insistido en que para el PP la Constitución se resume en un solo artículo "que gobierne el Partido Popular" pero la Carta Magna lo que dice es que gobierne la confianza mayoritaria de la Cámara, y es lo que ocurrirá el día 7.

Y ha dicho al PP que si su proyecto es "tan formidable" por qué los ciudadanos le han vuelto la espalda este año dando cinco victorias al PSOE.

A juicio de Sánchez, los españoles le han vuelto la espalda porque la idea de España del PP es "temerosa de los cambios, anticuada frente al progreso, acobardada ante la diversidad", en definitiva, la visión de una España "perdedora, oscura, insegura y replegada sobre sí misma".

Por tanto, el candidato ha exigido al PP que acepte la derrota electoral y que por encima del "tremendismo" construya puentes por encima de las enormes diferencias que tenemos.

Sánchez también ha dedicado espacio en su intervención a criticar el doble rasero de medir del PP.

Así, cuando los populares pactan con el PNV consideran que es un buen acuerdo, pero cuando lo hacen los socialistas se trata de una cesión. Y lo mismo pasa, ha explicado, cuando se dialoga con Bildu que si lo hace el PP es "saludable" pero si le toca al PSOE se convierte en algo "atroz".

Por su parte, en su contrarréplica Casado ha reprochado a Sánchez que siga sin contestar a sus preguntas sobre el pacto con ERC y también le ha acusado de no hacer nada con Quim Torra, un presidente autonómico en "abierta desobediencia" porque "depende de él" para gobernar.

Además, Casado ha afeado a Sánchez sus referencias al exlíder de Ciudadanos al decirle: "Ojalá usted fuese la mitad de patriota que Rivera, no le llega ni a la suela de los zapatos, un respeto".

 

Más historias que te pueden interesar: