Sánchez avanza que la alarma podrá durar menos en zonas que controlen virus

Madrid, 16 may (EFE).- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha explicado este sábado que el hipotético nuevo estado de alarma que autorice el Congreso podría durar menos de un mes en aquellos territorios que controlen el coronavirus conforme a criterios epidemiológicos.

En la comparecencia que ha ofrecido en la Moncloa, Sánchez, además, ha indicado que durante la nueva ampliación del estado de alarma, si la autoriza el Congreso a partir del miércoles que viene, se producirá una desescalada institucional y las autoridades delegadas que había hasta ahora se concentrarán en una, la del ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Él marcará los ritmos y modalidades de la desescalada, ha remarcado el presidente del Gobierno.

Durante el tiempo del nuevo estado de alarma, que será de un mes siempre y cuando lo avale el Congreso, los territorios que controlen la epidemia podrán librarse de las limitaciones.

Sánchez ha apuntado a esta posibilidad porque responde a una de las principales características de las medidas de desescalada: la asimetría territorial.

"El Gobierno de España, si ve que antes de ese mes se puede levantar -el estado de alarma- en todo el territorio o en una parte, lo haremos", ha recalcado.

De la misma manera que no avanzan igual todas las comunidades, de hecho la de Madrid seguirá en fase 0, el presidente del Gobierno ha asegurado que "habrá territorios con un horizonte temporal que no sea de cuatro semanas".

Eso sucederá siempre y cuando prevalezcan los criterios epidemiológicos, ha advertido el presidente.

Sánchez, además, ha aprovechado la comparecencia para solicitar a los grupos parlamentarios que debatirán y votarán el miércoles que viene la nueva prórroga de un mes que "arrimen el hombro" y apoyen la ampliación.

El estado de alarma, ha añadido, es "la única herramienta del Gobierno para hacer frente a la epidemia" y "ha funcionado bien".

Tras insistir en que espera que sea la última prórroga, Sánchez ha dejado claro que su Ejecutivo y su partido, el PSOE, hablarán con los grupos para definir con qué instrumentos legislativos "gobernar la epidemia" después del estado de alarma y con la opción abierta de seguir con "restricciones a la movilidad".

La prioridad es, según sus palabras, "mantener a raya" al virus.

(c) Agencia EFE