Sánchez alerta de la inacción ante el cambio climático: "Es la última década para cambiar el rumbo"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de Senegal, Macky Sall. (Photo: YVES HERMAN via Getty Images)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de Senegal, Macky Sall. (Photo: YVES HERMAN via Getty Images)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de Senegal, Macky Sall. (Photo: YVES HERMAN via Getty Images)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha advertido del peligro de la inacción ante el cambio climático porque “la humanidad podría no sobrevivir a los impactos” y ha asegurado que “las recientes catástrofes meteorológicas muestran lo que deparará el futuro”.

“La ciencia nos dice que nos encontramos en la última década de la que disponemos para cambiar el rumbo. Debe ser la década de la acción. No de la planificación. No de las promesas. No de las propuestas. De la Acción”, ha recalcado en un artículo publicado en El País, junto al presidente de Senegal, Macky Sall.

Ambos dirigentes recuerdan que las sequías eran peligros naturales que había que gestionar en el pasado. Sin embargo, en la actualidad “están desestabilizando a las comunidades y a la economía a nivel mundial y se están convirtiendo en amenazas existenciales, a medida que convergen múltiples desafíos, ya sean las migraciones forzosas, las pérdidas económicas o la inseguridad energética”.

Ante esta situación, adelantan que este lunes, 7 de noviembre, en la Conferencia sobre el Cambio Climático de Sharm el-Sheikh (Egipto), junto con líderes de todo el mundo y organizaciones internacionales, se reunirán para crear la Alianza Internacional para la Resiliencia a la Sequía.

“La alianza movilizará a líderes de todos los ámbitos para dar el impulso político necesario para garantizar que todos los países, ciudades y comunidades estén bien preparadas y puedan recuperarse y prosperar tras las sequías. Ninguna región es inmune a las sequías. Cada vez se están volviendo más frecuentes, y cada una es más grave que la anterior”, han afirmado.

En este sentido, alertan que, en las últimas dos décadas, en lugar de una megasequía cada 10 años, ha habido una cada seis años de media. Por ello, prevén que, en menos de tres décadas, sólo una de cada cuatro personas, incluidos los habitantes de las ciudades, se habrá librado del problema de la escasez de agua debido a las sequías.

“Pero ahora podemos cambiar todo esto. En esta década. Porque las respuestas de emergencia que se utilizaban en el pasado no servirán y las sequías que se avecinan serán mucho más mortales. Serán peor que los recientes e inextinguibles incendios forestales de Australia, Grecia, Portugal, España o Estados Unidos, que diezmaron las reservas naturales o dejaron en la ruina ciudades, comunidades y zonas rurales”, han advertido los dos dirigentes.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR