El Gobierno da por cerrada la negociación sobre las medidas hipotecarias

Madrid, 22 nov (EFE).- El Gobierno da por cerrada la negociación con la banca sobre las medidas de alivio para los hipotecados, puesto que ya han sido aprobadas por el Consejo de Ministros y se publicarán previsiblemente este miércoles en el Boletín Oficial del Estado, según precisan fuentes del Ministerio de Asuntos Económicos.

La vicepresidenta primera, Nadia Calviño, ha destacado este martes en rueda de prensa que en las últimas semanas se ha trabajado intensamente con las patronales bancarias para tratar de alcanzar un acuerdo, sin embargo desde el sector advierten de que aún quedan flecos por cerrar.

La también ministra de Asuntos Económicos había insistido en que las medidas de alivio se aprobarían en el Consejo de Ministros de este martes y había dado a los bancos un ultimátum para pactarlas antes de esa fecha, lo que les llevó a negociar "in extremis" hasta este mismo lunes.

Sin embargo, poco antes de la medianoche, el Ministerio sorprendía a buena parte del sector financiero al confirmar que aprobaría el paquete de medidas para aliviar la carga hipotecaria de más de un millón de hogares "a falta de cerrar los últimos detalles con las patronales bancarias".

Y la posibilidad de que esas cuestiones puedan cerrarse queda descartada por parte del Ejecutivo, ya que, como han comentado fuentes del Ministerio de Asuntos Económicos en un encuentro informativo, el texto aprobado por el Consejo de Ministros ya no se cambia y así se publicará en el BOE.

"El texto, una vez que pasa por Consejo de Ministros, ya no se mueve. No hay ningún elemento de negociación abierto. Esperamos haber llegado a un punto de equilibrio entre todos y que las entidades sean conscientes del beneficio para clientes y para ellas mismas de arrimar el hombro y contribuir", han explicado.

Por eso ahora el Gobierno sólo espera que las entidades, "una vez que pasen por sus canales y órganos internos", vayan sumándose al nuevo Código de Buenas Prácticas y facilitando medidas que reduzcan la carga financiera de miles de hipotecados ante la subida del euríbor.

"Estoy convencido y soy optimista de que ellos mismos han visto la necesidad de contribuir y aliviar este shock", han explicado las mismas fuentes que, una vez más, ponían a CaixaBank -participada por el propio Estado- como ejemplo a seguir tras anunciar que impulsará todas estas medidas de alivio.

"Espero que no sea más que la primera pieza del dominó (en caer)" y sobre el impacto que podría tener para los bancos en cuanto a necesidad de dotar mayores provisiones por estas medidas de alivio, las mismas fuentes aseguran que lo han tenido en cuenta a la hora de redactar el real decreto-ley y el perímetro al que afecta.

En este sentido, aseguran que las medidas que se recogen en el nuevo Código de Buenas Prácticas, con el objetivo de ayudar a las clases medias, no suponen en ningún momento una reclasificación directa de los créditos como dudosos o morosos.

Y a la pregunta de si puede considerarse "clase media" a las familias con una renta inferior a 29.400 euros al año, desde el Ministerio de Asuntos Económicos defienden que sí, ya que "es un ámbito mucho más amplio que el de los hogares vulnerables".

A modo de ejemplo, en este colectivo de clase media, a ojos del Gobierno, se incluirían todas aquellas familias en las que dos personas reciben el salario mínimo, puesto que teniendo en cuenta pagas extras, eso serían unos 28.000 euros.

(c) Agencia EFE