Sánchez dice que Abascal hace alarde de testosterona: la réplica es la que jamás imaginaste ver

·2 min de lectura

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha protagonizado un inaudito momento este jueves en el Congreso en su última réplica al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el debate del Pleno del Congreso sobre el espionaje a político con el programa ‘Pegasus’.

Ha ocurrido después de que el jefe del Ejecutivo criticase su primera intervención: “En un alarde más de testosterona, que yo le reconozco cada vez que sube a esta tribuna, me ha reprochado el virus chino, ha vuelto a recordar que ellos han sido los firmes defensores de la Constitución española”.

Tras ello, Abascal, con una sonrisa en la cara ha soltado: “Usted y yo tenemos algo en común: yo creo que nos irritamos mutuamente”.

“Pero a veces usted me produce cierta ternura. De hecho, hoy ha subido por segunda vez a esta tribuna a criminalizar una hormona, ya no una ideología política o un partido, a criminalizar una hormona”, ha proseguido.

“Es la segunda vez que me dice que he hecho un alarde de testosterona. Mire, yo la verdad es que con la testosterona he tenido experiencias bastante placenteras. Yo no sé qué tipo de trauma tiene usted, pero de lo que sí le puedo informar es que disminuye con la edad. Usted lo habrá notado”, le ha dejado caer.

Por lo demás, durante el pleno Abascal ha emplazado al nuevo líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, a realizar una “oposición fuerte” al Gobierno de Pedro Sánchez, sin “componendas”, ni “lecciones de falsa responsabilidad de Estado”.

Abascal ha vuelto a descalificar al presidente del Gobierno acusándole de “no tener escrúpulos para hacer trampas” y de ser “una mentira con patas” y un soberbio que “sólo cree en si mismo” y no “en la nación ni en el Estado”.

Es más, ha puesto en duda la denuncia del Gobierno del espionaje a los móviles del presidente y de los ministros de Defensa y de Interior: “No me creo nada de lo que ha contado, salvo el odio que ha demostrado ―ha dicho en la tribuna―. Ahora nos viene con una historia de escuchas y espías. Si es cierto ¿para qué lo cuenta? Y si no lo es, ¿para qué se lo inventa?”.

Y, en ese contexto, ha lamentado que “la derechita incauta” siga apelando a un PSOE sensato o que Núñez Feijóo ofrezca pactos al Gobierno. A su juicio, “no es aceptable” ningún colaboracionismo con Sánchez, ni se le puede dar “un balón de oxígeno” como pactar órganos constitucionales.

“Los españoles no quieren componendas, sino alternativas -ha proclamado-. Señorías del PP, esta situación exige una oposición fuerte. Menos lecciones de falsa responsabilidad de Estado y más responsabilidad con la inmensa mayoría de españoles que quieren distancia infinita con Sánchez”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente