Todos los frentes abiertos de Ryanair: tasas, agencias de viajes y la OCU

·4 min de lectura

La noticia de esta semana con Ryanair como protagonista es que abandona Irlanda del Norte cerrando así las rutas que tenían con despegue y aterrizaje los dos aeropuertos de Belfast en los que operaba. Una guerra por las tasas que se ha saldado con la marcha de la empresa del polémico Michael O’Leary y que se suma a las que tiene abiertas contra las agencias de viajes y a la que mantiene la OCU contra la compañía en la defensa por los derechos de los consumidores.

Ryanair ha anunciado que se marcha de Irlanda del Norte tras no conseguir que bajen el precio de las tasas. (Foto: AP Photo/Martin Meissner)
Ryanair ha anunciado que se marcha de Irlanda del Norte tras no conseguir que bajen el precio de las tasas. (Foto: AP Photo/Martin Meissner)

En el caso del abandono de Irlanda del Norte, que se hará efectivo en octubre, la decisión llega después de una dura negociación para intentar bajar las tasas que se cobra a los pasajeros en los aeropuertos International y City de Belfast. Según puntualiza El Confidencial, los aeropuertos británicos tienen una de las tasas aéreas más altas del mundo. Ryanair ha culpado directamente al Gobierno de Reino Unido de su decisión e informado el cierre de las conexiones de la ciudad irlandesa con Málaga, Alicante, Cracovia, Varsovia, Gdansk y Milán. Ahora buscará otros aeropuertos en el país y en Europa más económicos para sus vuelos. Como anécdota, esta marcha se produce solo tres meses después de que la compañía regresase a Belfast City tras 11 años sin volar allí.

Este es solo un episodio más de las muchas guerras abiertas que mantiene Ryanair por reducir los costes al mínimo y que en ocasiones van ligadas irremediablemente a la polémica. Conocida es su enemistad con las agencias de viaje, tanto físicas como online, hasta el punto de llegar a lanzar un vídeo contra ellas (ahora no disponible) en el que les acusaba de métodos fraudulentos. En el portal especializado en noticias del sector turístico, preferente.com, que ha seguido muy de cerca los distintos encontronazos entre agencias y aerolínea, recogían una acusación hacia las primeras de encarecer el precio del billete hasta un 140% a través de comisiones.

Además, en aquel controvertido vídeo se culpaba a las agencias de los retrasos en los reembolsos y de dar datos de contactos falsos de los viajeros como práctica. Unas acusaciones que le han valido a Ryanair una demanda de conciliación presentada por la Asociación Corporativa de Agencias de Viajes Especializadas (ACAVE) esta primavera, como recoger hosteltur.com, otra wveb del sector. 

En esa demanda se señala que la aerolínea irlandesa “está actuando manifiestamente contra el honor de las agencias de viajes y su labor de intermediarias autorizadas legalmente para contratar servicios en nombre de sus clientes”. Y añadían que “desde hace años, Ryanair ha querido impedir a toda costa que sus vuelos puedan venderse a través de agencias, pero nunca antes había recurrido a la atribución falsa de conductas delictivas para lograr su objetivo”.

Además, en el mes de abril, en otro intento más para disuadir a los viajeros de comprar los billetes a través de agencias, en Sepla se hicieron eco de las dos nuevas herramientas de su web para, dijeron desde Ryanair, “proteger a los clientes de las agencias de viajes online no autorizadas, que podrían cobrar de más a los clientes, facilitando datos de contacto falsos de los mismos de forma que impiden que Ryanair trate directamente con los pasajeros”. Estas consistieron en un comparador de precios y un sello certificado.

Uno de los últimos episodios, al menos el más reciente, fue contra la agencia de viajes online Kiwi anunciando que no aceptaría las tarjetas de embarque gestionadas a través de ellos argumentando que no eran válidas. Aunque luego no cumplió su amenaza.

Otro de los frentes abiertos es con la OCU. Aunque en este caso es la organización que defiende los derechos de los consumidores la que mantiene la batalla activa denunciando lo que considera abusos de la compañía. A finales de julio publicaba un comunicado recogido por Yahoo en el que se felicitaba por el éxito conseguido en los tribunales después de que el Supremo le diese la razón al considerar que un alto número de las cláusulas del contrato eran abusivas y que debían ser anuladas y retiradas.

Algunas de esas cláusulas que la OCU lleva denunciando una década tienen que ver con la aplicación de la ley irlandesa en los conflictos entre cliente y compañía; la documentación exigida; y el cobro de 40 euros por imprimir la tarjeta de embarque.

EN VÍDEO | La Justicia europea responde a Ryanair: las ayudas de Estado a otras aerolíneas son legales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente