Los rusos, a punto de hacerse con Lugansk, atacan Kiev como aviso ante la Cumbre de la OTAN

·4 min de lectura

El Ejército ruso, tras haberse hecho con el control de la estratégica ciudad de Severodonetsk, en la región de Lugansk, en el este de Ucrania, tratan ahora de bloquear la vecina Lisichansk, uno de las pocos enclaves que aún no ha conquistado.

Según informó este lunes el Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Ucrania, los rusos, apoyados con artillería, tratan desde el sur, desde la vecina región de Donetsk, de bloquear la ciudad de Lisichansk con bombardeos indiscriminados.

“Están bombardeando infraestructura civil y militar en las áreas de Lisichansk, (y en las cercanas de) Vovchoyarivka, Loskutivka y Verkhnokamyanka. Un avión de asalto enemigo bombardeó las cercanías de Lisichansk”, señaló el parte castrense.

No obstante, y según el Ejército ucraniano, “la lucha continúa en el área de Vovchoyarivka. Cerca de Verkhnokamyanka, las Fuerzas de Defensa de Ucrania infligieron grandes pérdidas al enemigo y obligaron a las fuerzas rusas a retirarse”.

Los rusos también continúan con los bombardeos en la región de Járkov, en el noreste y cuya capital es la segunda ciudad del país. Shevelivka, Pishchane, Chuhuiv, Shestakove, Zamulivka y Ruska Lozova son algunos de los enclaves que sufrieron ataques en esta zona con tanques, morteros, cañones y artillería.

También llevaron a cabo operaciones de asalto en el área de Dementiyivka y Pytomnyk, aunque en ellas no avanzaron y minaron zonas cercanas a las localidades.

El Estado Mayor ucraniano ha constatado que en la población rusa de Siversky, cercana a la frontera ucraniana, “el enemigo continúa fortaleciéndose”.

Kiev, golpeada de nuevo

También se han registrado bombardeos en el área de Chernígov, cerca de Kiev, y en la región de Sumy, al sur de Járkov, donde han dañado infraestructuras civiles y militares ucranianas. Ya ayer misiles rusos golpearon la capital ucraniana; dos edificios residenciales fueron alcanzados, resultando en un muerto y seis heridos, entre ellos una niña de siete años y su madre, ambas en grave estado.

Según el alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, los ataques aéreos podrían ser “un ataque simbólico” antes de la cumbre de la OTAN que comienza el martes en Madrid. Los líderes del Grupo de los Siete países industrializados, incluido el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se encontraban este domingo en Alemania para una reunión de las mayores economías del mundo.

“Me preguntan por qué atacan Kiev. La buena pregunta es por qué atacan Ucrania. No hay ninguna razón. Es una guerra sin sentido en la que mueren miles y miles de civiles. No vemos por qué”, dijo Klitschko a los medios. Los ataques también dañaron un jardín de infancia cercano, y el patio quedó marcado con un cráter.

Mensaje a los bielorrusos

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, advirtió también anoche a los ciudadanos de la vecina Bielorrusia que el Gobierno de Rusia les está arrastrando a la guerra, porque sus vidas “no valen nada” para el Klemlin. En un mensaje publicado en su página web, el presidente ucraniano se dirige “a los ciudadanos de Bielorrusia. Tanto civiles como uniformados”.

“Estáis siendo arrastrados a la guerra. E incluso más activamente que en febrero (cuando comenzó la invasión) y que en los meses de primavera”, aseguró Zelenski.

El Kremlin “ya ha decidido todo por vosotros: vuestras vidas no valen nada para ellos. Pero no sois esclavos ni carne de cañón. No tenéis que morir. Y podéis evitar que nadie decida por vosotros lo que viene a continuación”, agregó.

Rusia ya ha decidido todo por vosotros: vuestras vidas no valen nada para ellos. Pero no sois esclavos ni carne de cañón. No tenéis que morir. Y podéis evitar que nadie decida por vosotros lo que viene a continuación

El mandatario ucraniano se mostró convencido de que “el pueblo de Bielorrusia apoya a Ucrania, nos apoya a nosotros, definitivamente a nosotros, no a la guerra. Y es por eso que el liderazgo ruso quiere atraeros, todos los bielorrusos, a la guerra, quiere sembrar el odio entre nosotros”.

“Mucho depende ahora de la gente común de Bielorrusia. Y sé que puedes negarte a participar en esta guerra. Vuestras vidas solo os pertenecen a vosotros, no a alguien en el Kremlin”, añadió.

Ucrania “se defenderá de los ataques desde cualquier dirección y de cualquier arma. Estoy seguro de que aguantaremos y recuperaremos todo. Pero cualquiera, cualquier persona normal en cualquier país, en particular en Bielorrusia, puede contribuir a la protección de la vida”, precisó.

Bielorrusia es actualmente el principal aliado de Rusia y su Gobierno ha apoyado la invasión de Ucrania, incluso permitiendo la entrada de soldados rusos desde su territorio por el norte ucraniano.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente