Rusia vota unas elecciones legislativas en las que no se prevén sorpresas

·4 min de lectura

A partir de este viernes 17 de septiembre y hasta el domingo, cerca de 110 millones de rusos están llamados a las urnas para elegir a los 450 diputados de la Duma o Cámara de los Diputados. Este año, más de 5.800 candidatos de 14 partidos, incluidos 10 aspirantes independientes, se postularon para los comicios.

Las elecciones legislativas, que empiezan este viernes y van hasta el domingo por la noche, son consideradas un simulacro de las elecciones presidenciales de 2024 en Rusia.

Las urnas abrieron a las 8:00 hora de Moscú (5:00 GMT) en la zona europea del país, nueve horas después del inicio de las elecciones a la Duma rusa en el Extremo Oriente ruso.

Las legislativas fueron organizadas para tres días con el fin de minimizar los riesgos de contagio por Covid-19, aunque la oposición considera que puede ser aprovechado por el oficialismo para cometer fraude.

Los rusos elegirán a los 450 diputados de la Duma –o Cámara de los Diputados– para los próximos cinco años: una mitad por listas de partidos y la otra por circunscripciones mayoritarias.

Además, son más de 5.800 candidatos de 14 partidos, incluidos 10 aspirantes independientes los que se postularon para estas elecciones, según dijo la Comisión Electoral Central (CEC).

Además de los diputados de la Cámara Baja del Parlamento ruso, los votantes elegirán a 12 jefes de entidades federadas y 39 parlamentos regionales.

Según la CEC, solo 250 observadores extranjeros, en su mayoría de antiguas repúblicas soviéticas, vigilarán los comicios.

Rusia Unida busca mantener su mayoría parlamentaria

En los tres días electorales, el partido del Kremlin, Rusia Unida, busca renovar la mayoría constitucional, luego de haber logrado 334 de los 450 escaños en 2016.

Según los críticos, es poco probable que cambie la estructura del Parlamento, siendo el partido de Putin el más influyente.

El rival más fuerte del partido gobernante es el Partido Comunista liderado por Gennady Zyuganov, seguido por el Partido LDPR encabezado por el nacionalista Vladimir Zhirinovsky.

En el último sondeo del Centro de Estudio de la Opinión Pública (Vtsiom) -cercano al Kremlin-, el partido de Putin tiene una intención de voto del 29,3%, seguido de los comunistas con un 16,6%.

Si bien no se esperan sorpresas en cuando al dominio de Rusia Unida en la Duma, lo que muchos se preguntan en estas elecciones es si el oficialismo conservará la mayoría de dos tercios que le permite enmendar la Constitución.

Durante la primera jornada de votación, algunos ciudadanos manifestaron que fueron obligados a sufragar. "He venido, para ser honesta, porque fuimos obligados a votar en mi trabajo. Y luego quiero saber quién nos dirige. Además, el centro electoral está cerca de mi casa, por eso he venido a las elecciones", dijo Anna Trushina, una votante en Moscú.

¿Censura o intromisión?

La mayoría de candidatos de la oposición radical rusa no pudieron registrarse para participar en las elecciones legislativas por diferentes trabas en el camino, desde acusaciones de extremismo hasta la posesión de cuentas en el extranjero.

La oposición extraparlamentaria liderada por Alexéi Navalny, encarcelado en febrero, tampoco participa en los comicios.

De hecho, una aplicación digital creada por el equipo del opositor llamada "Navalny" fue eliminada este viernes de las tiendas virtuales de Google y Apple, a petición del Gobierno ruso.

El proyecto, que funcionaba desde 2019, llevaba al usuario directamente a una plataforma llamada "Voto Inteligente" que recomendaba votar a los candidatos con más posibilidades de derrotar al representante de Rusia Unida en cada uno de los distritos del país.

Ingresando el número de distrito, el usuario accedía a la lista de candidatos recomendados. Pero, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, criticó el proyecto y lo definió como un "intento de provocación que, en realidad, daña los intereses de los electores".

Google y Apple accedieron a eliminar la aplicación puesto que las autoridades rusas amenazaron a las dos compañías tecnológicas con sanciones millonarias por supuesta interferencia en los comicios del país.

"Han cedido al chantaje del Kremlin", comentó el equipo de Navalny en su canal de Telegram luego de ver que la aplicación ya no estaba disponible.

Otros simpatizantes de Navalny también acusaron a Google y Apple de ceder a la presión del Kremlin, e incluso, Ivan Zhdanov, aliado del opositor encarcelado, calificó la acción de las empresas como un error y "un vergonzoso acto de censura política".

Con Reuters, EFE y AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente