Rusia "vigilará atentamente" las maniobras Sea Breeze de la OTAN en el mar Negro

·2 min de lectura

Moscú, 2 jun (EFE).- Rusia ha alertado hoy miércoles de que "vigilará atentamente" las maniobras Sea Breeze de la OTAN en Ucrania y el mar Negro, previstas para finales de junio y principios de julio, en un momento en el que las tensiones con la Alianza, la Unión Europea (UE) y otros países vecinos han alcanzado niveles sin precedentes.

"El Ministerio de Defensa de Rusia vigilará atentamente la preparación y realización de la maniobra ucraniano-estadounidense Sea Breeze, con participación de países de la OTAN, y en caso de necesidad reaccionará adecuadamente", declaró el portavoz de Defensa ruso, mayor general Ígor Konashénkov en un comunicado.

El representante de la entidad castrense rusa constató que "en medio de las incesantes acusaciones de Occidente sobre el supuesto incremento del potencial militar en el suroeste de Rusia", Ucrania, Estados Unidos y varios países de la Alianza efectuarán esas maniobras navales conjuntas del 28 de junio al 10 de julio.

En los ejercicios participarán militares de Ucrania, EEUU, Canadá, Gran Bretaña, Holanda, Rumanía, Bulgaria, Grecia, Turquía y Letonia, entre otros.

En Sea Breeze concurren alrededor de 4.000 efectivos, 40 buques de guerra y otras embarcaciones, 30 aeronaves y más de 100 vehículos, incluidos blindados.

"Quiero destacar de modo especial, que según la leyenda de las maniobras, la coalición practicará la solución de una crisis generada por 'grupos armados ilegales apoyados por un estado vecino'", señaló Konashénkov.

Para el portavoz de Defensa ruso, a pesar de que estas ejercicios, por su estatus y su denominación son calificados como navales, "sus verdaderas fronteras de acción militar van más allá de los límites de las aguas territoriales de Ucrania en el mar Negro".

El militar ruso señaló que gran parte de las maniobras se llevará a cabo sobre tierra, con uso de fuerzas de desembarco aéreo y paracaidistas, tanto de día como de noche, y señaló que "bajo la cobertura del ejercicio, se planea entregar armas modernas y municiones" al Ejército ucraniano.

Konashénkov advirtió de que "como en años anteriores", este armamento pasará a manos de las Fuerzas Armadas de Ucrania y "grupos nacionalistas" ubicados en las regiones separatistas prorrusas de Donetsk y Lugansk no controladas por Kiev desde 2014.

(c) Agencia EFE