Rusia dice que responderá a la expulsión "infundada" de sus diplomáticos por Berlín

1 / 2
EFE/EPA/CLEMENS BILAN/Archivo

Moscú, 4 nov (EFE).- Rusia dijo hoy que responderá a la expulsión "inamistosa" e "infundada" por parte de Alemania de dos diplomáticos rusos tras el asesinato en agosto de un ciudadano georgiano de origen chechén en Berlín y que la Fiscalía sospecha fue ordenado directamente por Moscú o por la república rusa de Chechenia.

"Consideramos que las declaraciones de Alemania sobre la expulsión de dos empleados de la embajada de Rusia en Berlín son infundadas e inamistosas", señaló el Ministerio de Asuntos Exteriores a las agencias rusas.

En opinión de Moscú, Berlín aplica un "enfoque politizado" a la investigación sobre el asesinato en agosto pasado de Zelimjan Jangoshvili, de 40 años, y advirtió que tendrá que "emprender un conjunto de medidas en respuesta", sin especificar si también expulsará a diplomáticos alemanes.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Alemania declaró hoy persona non grata a dos empleados de la embajada rusa en Berlín, en respuesta al "hecho de que las autoridades rusas, a pesar de repetidas solicitudes expresas y a alto nivel, no han contribuido de manera suficiente al esclarecimiento del asesinato el pasado 23 de agosto en el parque Tiergarten" de la capital alemana.

La Justicia alemana considera que existen "sospechas firmes" de que la víctima, conocida también con el nombre de Tornike K., fue asesinado por un ciudadano ruso que identifica como Vadim K., alias Vadim S.

El presunto autor del asesinato fue inicialmente identificado en medios rusos como Vadím Sokolov, pero según el portal de investigación The Bellingcat se llama realmente Vladímir Krásikov y estaría vinculado a otro asesinato muy parecido cometido en 2013 en Moscú.

El sospechoso fue detenido el 23 de agosto pasado poco después de la muerte de Jangoshvili, que había luchado en la guerra de Chechenia al lado de los rebeldes y posteriormente formó parte de las fuerzas de seguridad georgianas.

El Kremlin negó hoy cualquier vínculo del Estado ruso con el asesinato y calificó de "absolutamente infundadas" las acusaciones publicadas por medios de prensa alemanes.