Rusia pone en marcha los referéndums de anexión en cuatro regiones ucranianas

·4 min de lectura

Moscú, 23 sep (EFE).- Rusia puso hoy en marcha los referéndums de anexión en las regiones ucranianas parcialmente ocupadas de Lugansk, Donetsk, Jersón y Zaporiyia, en medio de la campaña militar y el rechazo de la comunidad internacional.

La votación comenzó a las 08.00 hora local (05.00 GMT) y concluirá el próximo martes a las 20.00 horas (17.00 GMT).

Los ciudadanos votan las cuatro primeras jornadas principalmente en sus hogares y lugares públicos habilitados para emitir el sufragio cerca de las viviendas, así como en medios de transporte, como autobuses.

El único día que estarán abiertos los colegios electorales será el martes.

Las autoridades prorrusas de las cuatro regiones, ninguna de las cuales está completamente controlada por Rusia, anunciaron que por motivos de seguridad y para evitar "provocaciones" ucranianas en los puntos de votación, los electores podrán emitir su sufragio sin salir de casa.

Este viernes, el Kremlin afirmó que la seguridad de los referéndums está garantizada.

"Partimos de que la seguridad está garantizada al nivel requerido", dijo el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov.

VOTACIÓN EN UCRANIA Y EN RUSIA

En la consulta popular pueden participar también los refugiados ucranianos que viven en Rusia -que fueron evacuados forzosamente según Kiev a territorio ruso- y cuyo número supera los dos millones, según las estadísticas oficiales.

Para ellos fueron habilitados decenas de puntos de votación en toda Rusia, afirmaron las autoridades rusas.

El "embajador" de Lugansk en Rusia, Rodion Miroshnik, votó en la representación de la región separatista en Moscú.

"Voto por nuestro futuro, nuestro futuro pacífico dentro de Rusia", dijo antes de colocar la papeleta en la urna.

Uno de los votantes que acudió a depositar su papeleta en Lugansk dijo a las cámaras de medios rusos que apoya el ingreso en Rusia pese a ser ucraniano, porque no ve futuro con la Ucrania de ahora.

"Amo la Ucrania que existía hasta 2014 (cuando las tropas rusas y ucranianas empezaron a enfrentarse en el Donbás), pero con esta nueva Ucrania nuestros caminos se han separado y mi elección ahora es Rusia", dijo.

Simultáneamente, en varias ciudades rusas se celebraron hoy actos de funcionarios y estudiantes en apoyo a los referéndums.

Los analistas no tienen duda de que el resultado saldrá abrumadoramente a favor de Moscú.

Según un sondeo afín al Kremlin de hoy, al menos en el Donbás, la incorporación a Rusia contaría con un apoyo del 97 % de los encuestados.

Rusia controla aproximadamente el 55 % de Donetsk y casi la totalidad de Lugansk.

OBLIGAN A VOTAR

El gobernador de Lugansk fiel a Kiev, Serguéi Gaidai, denunció que se está obligando a votar a muchos ciudadanos en las zonas controladas por las tropas rusas.

Además, según Gaidai, se cierra la salida y entrada en las ciudades para que nadie pueda escapar del referéndum.

La viceprimera ministra de Ucrania, Iryna Vereshchuk, advirtió de la responsabilidad penal a la que se enfrentan los organizadores de las consultas y sus participantes.

Estos últimos, dijo, podrían ser condenados a hasta cinco años de prisión por "atentar contra la integridad territorial" del país.

KIEV IRÁ HASTA EL FINAL

Ucrania, que ha calificado de "farsa" los referéndums, ha dejado claro que no aceptará sus resultados y tampoco cambiará su estrategia en el campo de batalla, donde Rusia ha sufrido duras derrotas en los siete meses de campaña militar tanto en el norte de Ucrania como en el noreste.

Este viernes, Kiev informó de la recuperación del control sobre la localidad de Yatskivka, en la región de Donetsk.

"Ucrania tiene todo el derecho de liberar sus territorios y lo continuará haciendo, independientemente de lo que diga Rusia", dijo el ministro de Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba.

EEUU, la Unión Europea (UE) y la ONU han manifestado su rechazo a las consultas y han adelantado que no reconocerán sus resultados.

RUSIA PROMETE INCORPORACIÓN "RÁPIDA"

La reacción de la comunidad internacional no ha influido en el Kremlin, decidido a ampliar las fronteras rusas cuanto antes.

La decisión sobre la incorporación de los territorios ucranianos de Lugansk, Donetsk, Jersón y Zaporiyia en Rusia en caso del apoyo popular en los respectivos referendos, será "rápida", afirmó Peskov.

"Estoy convencido de que eso será bastante rápido", dijo el portavoz de la Presidencia rusa.

Una vez que los territorios ucranianos sean reconocidos por Moscú como parte de Rusia, se extenderán sobre ellos los mismos mecanismos de protección con los que cuenta el resto del territorio ruso, advierten los políticos rusos.

"Los referendos se celebrarán, las repúblicas del Donbás y otros territorios serán integrados en Rusia. La protección de todos los territorios adheridos será significativamente reforzada por las Fuerzas Armadas de Rusia", dijo el vicepresidente del Consejo de Seguridad y antiguo presidente ruso, Dmitri Medvédev.

Medvédev afirmó que para la defensa de las regiones integradas se pueden movilizar "todo tipo de armas", incluido armamento nuclear estratégico.

En este sentido, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, se apresuró hoy a desmentir que Rusia esté amenazando al mundo con armas nucleares.

A la vez, alertó de los "riesgos que conlleva una intervención occidental en la operación militar especial en Ucrania" e instó al "Gobierno de EEUU a evitar situaciones capaces de conducir a un choque militar directo con Rusia".

(c) Agencia EFE