Rusia justifica el uso de armas nucleares como legitima defensa a su existencia

Serguéi Lavrov, ministro de Exteriores ruso, en un acto
Serguéi Lavrov, ministro de Exteriores ruso, en un acto

Serguéi Lavrov, ministro de Exteriores ruso, en un acto

Rusia insiste en que no usará armamento nuclear... salvo que se sienta atacada. En un comunicado del Ministerio de Exteriores se recoge que la utilización de este tipo de armas estaría justificada en caso de ser objetivo de un hipotético ataque de potencias extranjeras que pusiera en peligro su existencia.

El ministerio de Serguéi Lavrov ha explicado que su protocolo marca el uso del ‘botón nuclear’ solo con fines defensivos y como respuesta a ataques “de armas de destrucción masivas o una agresión con uso de armas convencionales” que amenazase su propia subsistencia como estado.

Las palabras de la diplomacia rusa llegan días más tarde de que Putin defendiera algo parecido al hablar de que llegaba “el decenio más peligroso para la humanidad” desde la Segunda Guerra Mundial ante el peligro nuclear, del que acusaba al resto del mundo. “Rusia solo utilizará armas de destrucción masiva, armas nucleares, para la defensa de su soberanía, integridad territorial y para garantizar la seguridad del pueblo ruso”, apuntaba el líder en una intervención la pasada semana.

Esta declaración de Moscú se da en un contexto marcado por las acusaciones de Rusia sobre el posible uso de una bomba sucia por parte de Ucrania, mientras las tropas de Putin realizaban maniobras con equipamiento nuclear. Para EEUU y gran parte de la comunidad internacional, las dudas del Kremlin se han interpretado más bien como la antesala de un ataque de falsa bandera por parte de las tropas rusas.

Ahora, vía comunicado oficial, el Kremlin detalla que sus “enfoques doctrinales se definen con la máxima precisión” y no dan lugar a “una interpretación expansiva”. Así, apuntan a que su ejército está “guiado estricta y consistentemente por el principio de que en una guerra nuclear no puede haber ganadores y nunca debe desencadenarse”.

Rusia ha incidido en que, como miembro permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y como una de las potencias nucleares del planeta, tiene la “responsabilidad especial” de fortalecer la seguridad y estabilidad internacional.

“Hacemos un llamamiento al resto de los cinco países con armamento nuclear para que demuestren en la práctica su disposición a trabajar para resolver esta tarea prioritaria y abandonar los peligrosos intentos de infringir los intereses vitales de los demás, manteniéndose al margen del conflicto armado directo y de alentar las provocaciones con armas de destrucción masiva”, reza el comunicado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR