El gol de Rusia con las vacunas a una UE necesitada de dosis

·5 min de lectura

Si 2020 fue el año de la pandemia, en 2021 se está intentando que sea el de la recuperación gracias a la llegada de las vacunas. El terremoto que ha provocado el virus en todos los aspectos (económico, social…) ha resucitado viejas rencillas y rivalidades. Y es que además de servir para inmunizar a la población, las dosis también están cumpliendo la función de servir como termómetro de influencia global.

Ante la escasez de inyecciones, las distintas potencias están usando las vacunas como un instrumento estratégico en la conocida como diplomacia de las vacunas. Y en este papel está representando un importante rol Rusia y sus intentos de posicionarse en el mercado europeo.

La vacuna rusa Sputnik V ya está presente en Hungría. (Photo by ZOLTAN BALOGH/MTI/AFP via Getty Images)
La vacuna rusa Sputnik V ya está presente en Hungría. (Photo by ZOLTAN BALOGH/MTI/AFP via Getty Images)

A diferencia de Estados Unidos o de Reino Unido, países en los que la vacunación avanza rápidamente, la Unión Europea se está viendo lastrada por la escasa disponibilidad de inyecciones al tiempo que las farmacéuticas no han cumplido con las promesas de entrega firmadas. 

Hasta el momento son cuatro las vacunas aprobadas: Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Janssen, pero hay mucho descontento en los países miembros por la distribución y algunos de ellos ya han empezado a mirar fuera. Y es aquí donde entra Rusia.

Hungría fue el primer país que adquirió vacunas independientemente del bloque al comprar dosis de la vacuna rusa Sputnik V, y Austria ha amenazado con hacer algo similar si no recibe más dosis de las que le corresponden proporcionalmente.

Esta situación está siendo aprovechada por Rusia. Hasta el momento su compuesto está presente en más de 50 países. Por un lado, lo han recibido sus aliados postsoviéticos como Bielorrusia o Armenia, con el objetivo de reforzar su influencia estratégica en estos países. Por otro, ha llegado a aliados tradicionales como Irán, Venezuela, Serbia o Siria. La presencia del compuesto ruso en estos lugares no es sorprendente.

Sin embargo, Rusia está consiguiendo extender su influencia también en estados tradicionalmente occidentales como Emiratos Árabes, México o Hungría, y con este último entra de lleno en la Unión Europea.

Y es que ese es el siguiente gran objetivo ruso. Ya se está debatiendo su aprobación en el continente y a mediados de abril la Agencia Europea del Medicamento tomará una decisión. De momento ya se van dando algunos pasos: Rusia ya ha firmado un acuerdo con Italia para producir 10 millones de dosis de Sputnik V este año.

La vacunación en Europa no está yendo lo suficientemente rápido. (Photo by Joaquin Gomez Sastre/NurPhoto via Getty Images)
La vacunación en Europa no está yendo lo suficientemente rápido. (Photo by Joaquin Gomez Sastre/NurPhoto via Getty Images)

Los expertos aseguran que se está viviendo una guerra fría de vacunas entre Estados Unidos y Rusia en la que se intenta descreditar los compuestos del otro, por lo que sería un espaldarazo muy importante para Rusia poder llevar su influencia al corazón de la Unión Europea.

La vacunación en Rusia

Una buena prueba de las intenciones rusas de conseguir influencia con la vacuna son los datos de vacunación en el país. Mientras que Estados Unidos o Reino Unido están limitando al máximo la exportación de vacunas hasta que no se inmunice a su población, Rusia está optando por la estrategia contraria.

Pese a tener una de las vacunas más importantes, los rusos apenas han vacunado a 5 millones de personas, unas cifras inferiores por ejemplo a las de España. Solo se han puesto 5 inyecciones por cada 100 personas. El ritmo es tan bajo que se necesitaría del 2022 para poder inmunizar al 70% de la población. 

Sin embargo, con el liderazgo de Putin garantizado y con una oposición debilitada por la represión, Rusia se puede permitir extender sus tentáculos externos en busca de la influencia sin recibir demasiada contestación interna al lento avance de la inmunización.

Y el descontento entre varias naciones europeas por la estrategia de vacunación sirve perfectamente a los intereses rusos de presentar la Sputnik V como gran salvadora del continente, ayudando a mejorar una imagen muy deteriorada por casos como el encarcelamiento del opositor Navalny o la invasión de Crimea. 

La vacuna además puede ayudar a que entre Rusia y Europa se abran nuevos lazos comerciales y así reducir algo la influencia estadounidense, que quedó muy mermada tras Trump y que ahora Biden intenta recuperar.

La vacunación en Rusia va lenta porque el país está exportando numerosas dosis. (Photo by Mikhail Metzel\TASS via Getty Images)
La vacunación en Rusia va lenta porque el país está exportando numerosas dosis. (Photo by Mikhail Metzel\TASS via Getty Images)

Eso sí, no cabe duda que una eventual influencia rusa en el continente europeo puede generar un efecto desestabilizador. Al final la Unión Europea es una comunidad de 27 miembros, muy diferentes entre sí, que tienen sus filias y fobias. 

Y el hecho de que Rusia sea capaz de influir sobre algunos países puede provocar tensiones y visiones encontradas en el seno de la UE. Un pequeño ejemplo ya se está viendo actualmente con el debate sobre la aprobación de la Sputnik V, pero podría alcanzar otros campos fácilmente.

Así pues, Rusia tiene una buena oportunidad ante la imperiosa necesidad de vacunas de la Unión Europea y la UE necesita tener más dosis para avanzar en la inmunización y justificarse de cara a unas sociedades que no están felices con la forma de desarrollarse el proceso. Parecen condenados a entenderse en un movimiento que quizás varíe de alguna manera los equilibrios geopolíticos de la región.

EN VÍDEO I Algunas catedrales se convierten en improvisados centros de vacunación en el Reino Unido

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente