Rusia: una explosión de metano en una mina de carbón en Siberia deja decenas de muertos

·4 min de lectura

Al menos 52 personas murieron tras una explosión de metano en la mina de carbón rusa Listvyazhnaya, entre ellas seis rescatistas. El incidente también dejó 49 heridos, 44 de los cuales están todavía en cuidados intensivos. Es el quinto estallido de metano en las minas de carbón rusas desde la época soviética. Las autoridades del país abrieron una investigación penal por violación de las normas de seguridad.

Este jueves 25 de noviembre, una explosión de metano en la mina de carbón rusa Listvyazhnaya, ubicada en la región de Kemerovo, en el suroeste de Siberia, causó la muerte de 52 personas. Entre los fallecidos se encontraban seis socorristas enviados para rescatar a 35 mineros atrapados bajo 250 metros de profundidad.

En total, 285 personas se encontraban dentro de la mina cuando sucedió el incidente, entre ellos 49 resultaron heridos y 44 permanecen en cuidados intensivos. Por ahora se pudieron recuperar 14 cuerpos, tres de ellos de los rescatistas.

A causa del episodio, ocurrido en las primeras horas del jueves 25 de noviembre, las autoridades regionales declararon tres días de luto, en honor a las víctimas.

El fiscal general adjunto de Rusia, Dmitry Demeshin, dijo a los periodistas que la causa de la explosión fue una chispa que incendió una fuga de gas metano. Poco después, el incendio incontrolable había llenado la mina de humos tóxicos, condenando a los 35 mineros atrapados, así como a los seis rescatistas que los estaban buscando en una sección remota de la mina.

Los trabajadores sobrevivientes describieron a los medios estatales cómo fueron sorprendidos en un instante por el estallido. “Olimos el gas y empezamos a salir, todos los que pudimos", explicó uno de los mineros rescatados, Sergey Golubin, en declaraciones para la televisión rusa. "Al principio no nos dimos cuenta de lo que había pasado e inhalamos un poco de gas", agregó.

Otro minero, Rustam Chebelkov, recordó el momento en que fue rescatado junto con sus compañeros mientras el caos envolvía la mina. "Me estaba arrastrando y entonces sentí que me agarraban", detalló. "Extendí mis brazos hacia ellos, no podían verme, la visibilidad era mala. Me agarraron y me sacaron. Si no fuera por ellos (los rescatistas), estaríamos muertos", confesó.

El presidente ruso Vladimir Putin expresó sus condolencias a las familias de los fallecidos y ordenó al gobierno que ofreciera toda la asistencia necesaria a los heridos. La propietaria de la mina indicó a la agencia rusa TASS que pagará 2 millones de rublos (27.000 dólares), para indemnizar a las familias de las víctimas, además de los pagos que correspondan por ley.

Por su parte, el Comité de Investigación de Rusia inició una indagación penal sobre el incendio por las violaciones de las normas de seguridad que provocaron las 52 muertes. El director de la mina y dos altos cargos han sido detenidos.

La quinta explosión mortal de metano desde la época soviética

En general, las explosiones de metano en los yacimientos de carbón son poco frecuentes, pero son de los accidentes que dejan más víctimas mortales en la industria minera. Normalmente, según la agencia rusa de noticias Interfax, los mineros disponen de suministro de oxígeno que duran seis horas y que se pueden alargar solo una hora más.

El Servicio Federal de Supervisión Medioambiental, Tecnológica y Nuclear (Rostekhnadzor) dijo a Interfax que la mina había sido sometida el viernes pasado a las últimas verificaciones de seguridad, pero justamente no en el lugar donde ocurrió el accidente. En abril, el Rostekhnadzor había registrado 139 infracciones en la mina, entre ellas el incumplimiento de las normas de seguridad contra incendios.

No es el primer accidente mortal en la mina Listvyazhnaya. En 2004, una explosión de metano causó la muerte de 13 mineros.

Sin embargo, se trata del accidente minero más mortífero en Rusia desde 2010, cuando dos explosiones de metano y un incendio mataron a 91 personas en la mina de Raspadskaya, en la misma región de Kemerovo.

Antes de esto, en 2007, una explosión de metano en la mina Ulyanovskaya, otra vez en la misma región, mató a 110 mineros en el accidente minero más mortífero desde la época soviética.

Pero el accidente más reciente de este tipo en Rusia ocurrió en 2016, cuando 36 mineros murieron en una serie de explosiones de metano en una mina de carbón en el extremo norte de Rusia. A raíz del incidente, las autoridades analizaron la seguridad de las 58 minas de carbón del país y declararon 20 de ellas, es decir el 34%, potencialmente inseguras. En ese momento, la mina Listvyazhnaya no estaba entre ellas, según los medios de comunicación.

Con AP, Reuters y EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente