Rusia y EE. UU. intercambian prisioneros en un momento crítico de sus relaciones

·2 min de lectura

El exmarine estadounidense, Trevor Reed, fue puesto en libertad a cambio del piloto ruso Konstantin Yaroshenko. El canje sucede en medio del agravamiento de las tensiones entre Washington y Moscú, provocadas por la invasión rusa a Ucrania. Según funcionarios estadounidenses, el proceso de negociación llevado a cabo no cambia el enfoque de Washington sobre Ucrania.

“Las negociaciones que nos permitieron traer a Trevor a casa requirieron decisiones difíciles que no tomo a la ligera”. Así calificaba el presidente Joe Biden el proceso negociador que llevó al intercambio de prisioneros entre Washington y Moscú.

En un comunicado dado a conocer este miércoles, el inquilino de la Casa Blanca le dio la bienvenida a Trevor Reed, exinfante de Marina condenado en Rusia en el año 2019 por poner en peligro la vida de dos policías moscovitas mientras estaba bajo los efectos del alcohol.

Reed fue liberado en paralelo a la puesta en libertad de Konstantin Yaroshenko, un piloto ruso que fue detenido por las fuerzas especiales estadounidenses en el año 2010 en Liberia, un país del extremo occidental africano. Yaroshenko fue entonces procesado por conspiración por contrabando de cocaína en territorio estadounidense.

Al parecer, el intercambio se desarrolló en Turquía, según el testimonio de los padres de Trevor Reed recogidos por medios de comunicación estadounidenses.

“El avión estadounidense se detuvo junto al avión ruso y caminaron con ambos prisioneros como se ve en las películas”, relató Joey Reed, padre del exprisionero a CNN.

El presidente Biden fue el portador de la noticia de la liberación a los padres de Reed, quienes venían pidiendo a la Casa Blanca que gestionase su liberación.

“Nuestra familia ha estado viviendo una pesadilla” en los últimos 985 días, subrayaron los progenitores del joven.

Sin cambio en las relaciones a pesar de los contactos

A pesar de que las conversaciones para lograr este paso, se requirieron meses de intensa diplomacia, reconocido por ambas partes, no se trataron otros temas en la mesa de negociaciones.

Ned Price, portavoz del Departamento de Estado, declaró a una cadena local que las relaciones entre Rusia y Estados Unidos estaban en un “callejón sin salida”, a pesar de los resultados positivos que resultaron de estos contactos.

En este contexto, tanto Biden como el secretario de Estado, Antony Blinken, dieron a conocer que estaban trabajando por la liberación de otro exmarine estadounidense, Paul Whelan, detenido en Rusia.

El mandatario reafirmó además que es “prioridad” de su Administración “traer a casa a los estadounidenses retenidos como rehenes y detenidos injustamente en el extranjero”.

La noticia se dio a conocer un día después de que el mandatario norteamericano conmutara las penas a 75 infractores de la ley e indultara a tres personas, una medida de gracia que tomó por primera vez desde su llegada a la Casa Blanca en enero de 2021.

Con información de AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente