Rusia continúa sus intentos de romper las defensas ucranianas junto a Bájmut

Moscú/Leópolis (Ucrania), 22 ene (EFE).- El Ejército ruso continuó hoy sus intentos de romper las defensas ucranianas junto a la ciudad de Bájmut, en el este de Ucrania, objetivo prioritario de Moscú desde la retirada en noviembre pasado de sus tropas del territorio de la región de Jersón situado en la margen derecha del río Dniéster.

"En el frente de Donetsk las unidades del distrito militar Sur y voluntarios de unidades de asalto prosiguieron sus acciones ofensivas exitosas", señaló el portavoz de Defensa, teniente general Ígor Konashénkov, en su habitual parte diario.

Según el militar, las tropas rusas atacaron posiciones de las Fuerzas Armadas ucranianas junto a la localidades de Razdolivka, Blahodatne, Krasnopolivka y Sieverne, las tres primeras situadas a entre 10 y 20 kilómetros al norte de Bájmut.

La ciudad, que en 2020 tenía una población de poco más de 70.000 habitantes, está comunicada por sendas carreteras con Kramatorsk y Sloviansk, las principales plazas fuertes de Ucrania en la región oriental de Donetsk.

LA DEFENSA DE BÁJMUT INMOVILIZA A LAS TROPAS RUSAS

Según el último informe del estadounidense Instituto de Estudio de la Guerra (ISW, por su siglas en inglés), la defensa de Bájmut ha permitido a Ucrania inmovilizar hasta ahora a un número importante de efectivos rusos e inhibir la capacidad del Ejército de Rusia de llevar a cabo ofensivas en otras partes del teatro de operaciones.

Aún así, el mando ruso informó hoy de "acciones ofensivas" en la región de Zaporiyia, en el sureste de Ucrania, en curso de las cuales, según el parte oficial, las tropas rusa ocuparon "mejores posiciones".

En opinión de los expertos del ISW, "Occidente ha contribuido a la incapacidad de Ucrania para aprovechar la inmovilización de las tropas rusas en Bájmut al retrasar o retener (entregas de) sistemas de armas y suministros esenciales para contraofensivas a gran escala".

RUSIA ADVIERTE CONTRA LA ENTREGA DE ARMAMENTO PESADO A KIEV

Moscú volvió este domingo a advertir a Occidente de que suministrar armamento de ataque a Ucrania provocaría una "catástrofe global".

"Los suministros de armamento ofensivo al régimen de Kiev conducirán a una catástrofe global", escribió en su cuenta de Telegram el presidente de la Duma del Estado, o Cámara de Diputados de Rusia, Viacheslav Volodin, el cuarto hombre en la jerarquía de poder del país.

Advirtió de que si Estados Unidos y sus aliados de la OTAN envían a Ucrania armamento que sea utilizado para asestar ataques a ciudades o intentar capturar territorios rusos, habrá "medidas de respuesta con el uso de armas más potentes", en una alusión transparente al armamento nuclear que posee Rusia.

Según Volodin, "los argumentos de que las potencias nucleares nunca han utilizado armas de destrucción masiva en conflictos locales no se sostienen", porque hasta ahora eso países "no han visto amenazada la seguridad de sus ciudadanos ni la de su integridad territorial".

Y es que Rusia, como señala su doctrina militar, se reserva el derecho a usar armas nucleares no solo para responder a un ataque nuclear o con otras armas de destrucción masiva contra ella y sus aliados, sino también en el caso de ser objeto de una agresión con armas convencionales que amenace la existencia del Estado.

LOS TANQUES Y LA RETICENCIA ALEMANA

Según el mando militar ucraniano, para poder lanzar grandes ofensivas Ucrania necesita 300 tanques, entre 600 y 700 transportes blindados y 500 obuses de gran calibre.

Uno de los principales problemas que afronta Kiev en materia de su suministros es la reticencia de Alemania de entregar a Ucrania tanques Leopard 2 y de autorizar su entrega a países que cuentan con estos en sus arsenales, como es caso de Polonia.

"El momento de redoblar los esfuerzos y darles a los ucranianos todos los instrumentos necesarios para que terminen el trabajo", afirmó hoy en Ucrania el exprimer ministro británico Boris Johnson, que visitó Kiev por invitación del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski.

Johnson recalcó que "la única manera de concluir esta guerra es la victoria de Ucrania... Cuanto antes (el presidente ruso, Vladímir) Putin sea derrotado, tanto mejor para Ucrania y para todo el mundo". EFE

mos-int/fpa

(c) Agencia EFE