Rusia confirma que Smolenkov trabajó en el Kremlin pero sin acceso a Putin

En la imagen, el escudo de la CIA. EFE/Olivier Douliery/Archivo

Moscú, 10 sep (EFE).- El Kremlin confirmó este martes que Oleg Smolenkov, señalado por los medios como un espía de EEUU en la Administración presidencial rusa, trabajó en el Kremlin pero "no tuvo contactos" con el presidente Vladímir Putin.

"Su cargo no contemplaba contactos con el presidente", dijo a la prensa el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Según informaron este lunes la cadena CNN y el diario The New York Times, la Agencia Central de Inteligencia (CIA) retiró a su espía de más alto rango en Rusia en 2017, meses después de la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, al considerar que su seguridad había quedado comprometida.

De acuerdo a las fuentes consultadas por la CNN, el rango del espía era tal que incluso proveía a la CIA imágenes de documentos del escritorio de Putin.

La prensa rusa a su vez puso hoy nombre al presunto espía, al escribir que se trata del exfuncionario de la Administración de Putin, Oleg Smolenkov, quien desapareció repentinamente a mediados de 2017 tras salir de vacaciones con su familia a Montenegro.

A raíz de la desaparición del funcionario, las autoridades rusas incoaron una causa penal por asesinato en septiembre del mismo año.

Más tarde, los investigadores y los agentes del Servicio Federal de Seguridad (FSB) de Rusia pudieron establecer que las supuestas víctimas "estaban vivas y se encontraban en otro país", señala hoy el diario Kommersant.

El rotativo escribe además que en junio de 2018 un hombre llamado Oleg Smolenkov adquirió junto a Antonina Smolenkova una mansión de 760 metros cuadrados en la localidad de Stafford (Virginia, EEUU), por valor de 925.000 dólares.

Al ser preguntado sobre si Smolenkov era un agente de la CIA, el portavoz del Kremlin dijo no poder confirmar esa información.

"Solo puedo confirmar que hubo tal empleado en la Administración, pero fue despedido", dijo Peskov sin dar detalles sobre la fecha del despido ni su causa.

Según la prensa, la CIA empezó a preocuparse por la seguridad de su informante y le instó a abandonar Rusia después de que el Kremlin supuestamente tratase de interferir en las elecciones de 2016 a la Casa Blanca en favor de Donald Trump.

Smolenkov, quien se habría negado a salir de Rusia tras las primeras recomendaciones, finalmente accedió a abandonar el país en 2017 bajo protección estadounidense.

Esto se dio después de que Trump compartiera con el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, y su entonces embajador en Washington, Serguéi Kislyak, información de inteligencia que Israel había proveído a Estados Unidos, de acuerdo a los medios estadounidenses.

Lavrov se negó este martes a comentar los "rumores" sobre el supuesto espía y aseguró que no le conoce ni ha seguido "su carrera y sus desplazamientos".

El jefe de la diplomacia rusa afirmó asimismo que durante la reunión que mantuvo en la Casa Blanca con Trump en mayo de 2017 "nadie compartió con nadie secretos de Estado ni otro tipo de secretos".

"Eso lo ha confirmado el entonces asesor de Seguridad Nacional de EEUU, (Herbert) Mcmaster, quien presenció el encuentro", recalcó.