Rusia califica de "provocaciones" las informaciones sobre la caída de misiles en Polonia

El ejército polaco ha sido colocado en estado de alerta: así lo informó Piotr Miller, el portavoz del gobierno de Polonia, tras la reunión del Comité de Seguridad.

Rusia niega tener nada que ver con las explosiones que han dejado dos muertos cerca de Przewodów. En un comunicado, el Ministerio de Defensa ruso afirma que la información difundida es una "provocación deliberada", y que "no se ha producido ningún atentado cerca de la ciudad de Przewodów y los restos del misil mostrados por los medios de comunicación no tienen nada que ver con armas rusas".

La reacción del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, también ha sido inmediata. Según él, Rusia quiere intensificar el conflicto:

"Lo que ha ocurrido hoy es lo que venimos advirtiendo desde hace tiempo. El terror no se limita a nuestras fronteras nacionales, ya se ha extendido a Moldavia. Y hoy los misiles rusos han alcanzado Polonia"

_"Cuanto más tiempo sienta Rusia la impunidad, más amenazas habrá para todos los que estén al alcance de los misiles rusos._Disparar misiles contra el territorio de la OTAN. ¡Esto es un ataque con misiles rusos a la seguridad colectiva! Es una escalada muy significativa. Debemos actuar", declaró el mandatario ucraniano.

Las explosiones en Polonia se producen con el telón de fondo de uno de los mayores ataques masivos de misiles rusos contra Ucrania, ataques que han tenido como objetivo infraestructuras civiles y han afectado a ciudades de todo el país.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos dijo que estaba "examinando" las informaciones de prensa según las cuales dos misiles rusos habían "impactado en un lugar de Polonia o en la frontera con Ucrania".

El gobierno polaco, por su parte, dijo que había convocado una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad Nacional este martes por la noche "a raíz de la situación de crisis en curso", sin dar detalles.