Rusia bombardea 11 regiones de Ucrania durante la noche de Año Nuevo

Tan solo media hora después del inicio del año 2023, las sirenas antiaéreas sonaron en toda Ucrania. El Ejército ruso no perdonó a los ucranianos ni durante el último día del año y atacó con misiles once regiones del país, un bombardeo que dejó sin luz a Kiev, la capital, y Járkov, la segunda ciudad más grande.

El alcalde de Kiev, Vitali Klichkó, informó en su canal de Telegram de explosiones en varios distritos de la ciudad, que han dejado un fallecido y una decena de heridos.

Acusaciones cruzadas en los discursos de Año Nuevo

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, rodeado de soldados, dijo que su homólogo ucraniano, Volodímir Zelenski, se esconde tras su ejército durante su discurso de Año Nuevo. Por otro lado, Zelenski acusó a Putin de destruir Ucrania.

"Unos minutos antes del Año Nuevo quiero desearnos a todos una cosa: la victoria. Y eso es lo principal. Un deseo para todos los ucranianos. Que este año sea el año del retorno. El retorno de nuestro pueblo", declaró Zelenski en su emocional discurso.

Continúan los bombardeos masivos

El jefe de las fuerzas armadas ucranianas, Valerii Zaluzhni, declaró que las defensas aéreas habían derribado 12 de los 20 misiles de crucero rusos.

Rusia lleva desde octubre atacando infraestructuras vitales en Ucrania con bombardeos masivos y drones no tripulados, provocando apagones generalizados y otros cortes de suministro a millones de personas aprovechando la llegado del invierno.