Rusia agota su arsenal de misiles y podría comprar más en Irán

Los apagones programados cada hora afectan a toda Ucrania este miércoles, según ha declarado el operador de la red eléctrica ucraniana, Ukrenergo. El martes unos 4 millones de personas permanecieron sin luz.

Ataques a la infraestructura energética de Ucrania

Los ataques rusos con misiles y aviones no tripulados tienen por objetivo la infraestructura energética de Ucrania desde hace semanas, ahora que se acerca el invierno y las temperaturas medias caen bajo cero.

El miércoles se prevén cortes de electricidad en todas las regiones de Ucrania, pero con carácter de estabilización y no de emergencia.

Están previstas restricciones máximas en las regiones de Chernihiv, Cherkasy, Jitómir, Sumy, Járkov, Poltava, Zaporiyia, Dnipropetrovsk, Kirovohrad y Keiv.

A Rusia se le agota el arsenal de armas de alta precisión

El Instituto para el Estudio de la Guerra informó de que las fuerzas rusas han agotado en gran parte su arsenal de armas de alta precisión y es probable que tengan dificultades para mantener el ritmo actual de campaña militar contra las infraestructuras críticas ucranianas

Un representante de la Dirección de Inteligencia ucraniana declaró a la revista The Economist que las fuerzas rusas han utilizado más del ochenta por ciento de sus misiles modernos y que apenas les quedan 120 misiles Iskander.

Objetivo: Desmoralizar a los ucranianos

El Instituto para el Estudio de la Guerra considera que las fuerzas rusas dependen cada vez más de los sistemas de armas de fabricación iraní para apoyar su campaña de ataques coordinados contra las infraestructuras ucranianas, cuya intención es desmoralizar a la población ucraniana, aunque es poco probable que tenga éxito.

Una posible venta de misiles balísticos iraníes a Rusia

Según el think tank, el medio estatal iraní Nour News Agency informó de que el secretario del Consejo de Seguridad Nacional de Rusia, Nikolai Patrushev, viajó a Teherán el 8 de noviembre, probablemente para abordar una posible venta de misiles balísticos iraníes a Rusia.

Fuentes ucranianas informaron el pasado lunes de que funcionarios e ingenieros ucranianos podrían restablecer el suministro de energía a niveles normales en pocas semanas si los ataques rusos a la infraestructura crítica disminuyen drásticamente.