Rufián: Iglesias es "un aliado más" en la mesa entre gobiernos con Cataluña

El portavoz parlamentario de ERC, Gabriel Rufián, en declaraciones a los medios tras la reunión de la Junta de Portavoces este martes en el Congreso. EFE/ Paco Campos

Madrid, 11 feb (EFE).- El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, se ha congratulado este martes de la presencia del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en la mesa de negociación entre el Ejecutivo de Pedro Sánchez y el catalán, de Quim Torra, y ha subrayado que Iglesias "es un aliado más".

En declaraciones en el Congreso antes de la Junta de Portavoces, Rufián ha considerado "lógica" la presencia de Iglesias en una mesa de negociación entre el Gobierno y el Govern, dos Ejecutivos de coalición y, en definitiva, cuatro partidos.

Sobre la fecha en la que se reunirá por primera vez esa mesa, Rufián se ha remitido a las palabras de Sánchez, tras la reunión con Torra, que fijó el encuentro en el mes de febrero. "Espero que se concrete en breve", ha señalado.

A la pregunta si cree que en la mesa deberá estar presente el "exilio" a modo de videoconferencia, por ejemplo, de Carles Puigdemont, Rufián ha eludido responder, ha dicho que la mesa tiene ya bastante "presión" para meterle más y ha apostado por "impermeabilizar" el entorno para que la negociación llegue a buen fin.

Sobre este asunto también se ha manifestado el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, quien ha señalado que la presencia de Iglesias en la mesa demuestra que "siempre ha sido el intermediario" entre el Gobierno y los independentistas. "No hace falta un relator", ha precisado.

Por su parte, la portavoz de Cs en el Congreso, Inés Arrimadas, ha calificado de "indignante" que en la mesa esté "todo el mundo", y aquí ha citado "a los condenados y los que defienden el golpe de Estado" y, sin embargo, han obviado "a los constitucionalistas catalanes, que hemos dado la cara ante el separatismo".

Arrimadas ha insistido en que es un "insulto a los constitucionalistas catalanes" y ha lamentado que esa mesa pretenda sustituir a al Parlamento, que es donde se hace el diálogo.