Rosalía tiene un millón de seguidores en Twitter, pero solo sigue a una persona: te desvelamos quién es

Marina Prats
Rosalía y sus seguidores en Twitter.

No solo en los conciertos, en las entregas de premios, listas de éxitos o en las plataformas de streaming. Más allá de su música, Rosalía lo peta en las redes sociales. La catalana se abrió sus cuentas tanto de Twitter como de Instagram en septiembre de 2013 y desde entonces se ha convertido en toda una influencer, especialmente, desde el boom de carrera con la publicación deEl Mal Querer en noviembre de 2018.

En Instagram, donde continuamente sube fotos de sus looks y stories de su día a día, tiene cerca de nueve millones de seguidores y sigue a poco más de 1.000, una cifra similar a la de otras artistas como Jennifer Lopez o Beyoncé. Sin embargo, lo llamativo lo encontramos en Twitter. La cantante de Con Altura solo sigue a una persona, mientras que a ella la siguen más de un millón. ¿Quién es?

Al pinchar en siguiendo descubrimos a @daikyri_ tras la que se encuentra la hermana de Rosalía, Pilar Vila Tobella, tres años mayor que la cantante (1990). 

Se quedó sola hace solo unos meses cuando pasó a sustituir al cantante de reguetón Bad Bunny, tras triunfar con su actuación en el Primavera Sound en junio de 2019. Esta situación, que dio lugar a multitud de rumores de relación, duró unos meses pero este 2020 Rosalía solo mantiene a su hermana.

Pili, como la llama la cantante, es su estilista. Llevan trabajando juntas desde que Rosalía decidió dedicarse a la música y su hermana, conocida artísticamente como Daikyri, la acompaña como asistente de vestuario en un equipo del que forma parte también su madre, Pilar, que desde que su hija empezó a triunfar se volcó en la agencia de management Manimoto.

Entre Rosalía y Pili hay gran complicidad, como muestran en los stories de Instagram o los guiños que se hacen en Twitter. Pilar es la que le hace muchas de las fotos que la cantante sube a redes sociales.

“Rosalía es mi hermana, hemos crecido...

Sigue leyendo en El HuffPost