Rosa Díez completa su volantazo político pidiendo un pacto con Vox

Las elecciones de Castilla y León dejaron una victoria por la mínima para el PP, que necesita a Vox para alcanzar la mayoría absoluta. El mismo día de los comicios el partido de Santiago Abascal pidió su entrada en el ejecutivo autonómico, aunque desde las filas populares ven esta posibilidad con recelo y prefieren gobernar en minoría. Mientras se debaten las distintas opciones, Rosa Díez ha irrumpido en el escenario para hacer una petición.

Rosa Díez en una imagen de 2019. (Foto: David Zorrakino / Europa Press / Getty Images).
Rosa Díez en una imagen de 2019. (Foto: David Zorrakino / Europa Press / Getty Images).

La que fuera miembro del Partido Socialista y líder de Unión Progreso y Democracia ha pedido a Pablo Casado que haga un pacto con Abascal “en interés de España”.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

“’A veces la democracia es un acto de legítima defensa’, Cesare Pavese. Lo que es bueno para Bildu, para Podemos, para Rufián y para Sánchez es, sin duda, malo para España. Casado, en interés de España, enfréntate con el enemigo y cierra un pacto con Abascal”, ha escrito Díez citando al escritor italiano del siglo XX y evidenciando una vez más su giro ideológico a la derecha.

La política vizcaína de 69 años comenzó su carrera a finales de los 70 en el Partido Socialista, llegando a ser miembro de la ejecutiva del PSE-EE entre 1985 y 2000.

Durante ese período ejerció como diputada foral de Vizcaya, vicepresidenta de las Juntas Generales de Vizcaya, diputada del Parlamento Vasco, concejala de Güeñes y consejera del Gobierno Vasco cuando los socialistas estaban en coalición con el PNV.

Rosa Díez, durante su época de consejera de Comercio, Consumo y Turismo en el Gobierno vasco. (Foto: Jose R. Platon / Cover / Getty Images).
Rosa Díez, durante su época de consejera de Comercio, Consumo y Turismo en el Gobierno vasco. (Foto: Jose R. Platon / Cover / Getty Images).

Dio el salto a la política nacional en 1999, cuando encabezó la lista del PSOE a las elecciones al Parlamento Europeo de aquel año sumando casi dos millones de votos más que en los comicios de 1994 y recortando la ventaja del PP en una de las peores épocas para los socialistas.

Aquel éxito le llevó a pugnar por la Secretaría General del PSOE en el congreso que se celebró tras las generales de 2000, en las que el PP obtuvo mayoría absoluta. Díez compitió contra José Luis Rodríguez Zapatero (que resultó finalmente el elegido), José Bono y Matilde Fernández, quedando en último lugar con apenas el 6,55% de los votos.

Rosa Díez durante el Congreso del PSOE de 2000, cuando optó a la secretaría general del partido. (Foto: Reuters).
Rosa Díez durante el Congreso del PSOE de 2000, cuando optó a la secretaría general del partido. (Foto: Reuters).

Pese a todo siguió siendo una figura importante en el partido y acudió también a las elecciones al Parlamento Europeo de 2004, aunque esta vez como número dos de la lista.

Sin embargo, fue poco después cuando su relación con los dirigentes socialistas comenzó a deteriorarse. Díez se mostró muy crítica con las negociaciones que entre 2005 y 2006 mantuvo la dirección de Batasuna con miembros del Partido Socialista de Euskadi y con todo el proceso de paz con ETA, en general.

De hecho, durante esta época participó en varias manifestaciones contrarias a la negociación con ETA y votó en contra de su propio partido en algunas resoluciones al respecto en el Parlamento Europeo. Finalmente, en agosto de 2007 anunció su salida del PSOE.

Díez se unió primero a la Plataforma Pro, que había nacido de la organización ¡Basta Ya! y que cristalizó en el partido político Unión, Progreso y Democracia, del que la vizcaína fue, además de cofundadora, líder y portavoz. Con esta formación consiguió llegar al Congreso de los Diputados en las generales de 2008.

Rosa Díez en una imagen de 2008, cuando lideraba UPyD. (Foto: Sergio Perez / Reuters).
Rosa Díez en una imagen de 2008, cuando lideraba UPyD. (Foto: Sergio Perez / Reuters).

UPyD mejoró sus resultados en las generales de 2011 alcanzando hasta cinco escaños, pero después comenzó el declive de la formación. Tras los malos resultados en las elecciones autonómicas y municipales de 2015, Díez anunció que no se presentaría a la reelección para liderar al partido y finalmente lo abandonó en 2016, cuando ya su importancia era residual.

Desde entonces, la anteriormente socialista comenzó su giro a la derecha siendo muy crítica con las políticas del que había sido su partido. Especialmente dura ha sido con Pedro Sánchez, al que ha atacado por sus pactos con Unidas Podemos y con partidos independentistas.

Antes de las elecciones generales de abril de 2019 pidió una coalición entre PP, Ciudadanos y Vox “porque no hay nada más reaccionario que los bolivarianos, los supremacistas, los proetarras y quienes les apoyan o se apoyan en ellos para gobernar”.

En las generales de noviembre de ese mismo año participó en varios actos de la campaña del PP y acompañó a la cabeza de lista por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo.

Rosa Díez con Pablo Casado y con Cayetana Álvarez de Toledo en un acto en el Congreso en 2019. (Foto: Eduardo Parra / Europa Press / Getty Images).
Rosa Díez con Pablo Casado y con Cayetana Álvarez de Toledo en un acto en el Congreso en 2019. (Foto: Eduardo Parra / Europa Press / Getty Images).

En los últimos tiempos se ha mostrado más cercana a Vox que al PP con algunas de sus afirmaciones e incluso criticó a Pablo Casado por el discurso que realizó durante la moción de censura de Santiago Abascal. Ahora ha vuelto a confirmar su nueva posición política con la petición del pacto entre populares y la formación de extrema derecha.

EN VÍDEO | “A por ellos, oé”: el grito de los simpatizantes de Vox a sus diputados antes de la moción de censura a Sánchez

Más historias que te pueden interesar: