Se rompe el alto el fuego entre Kirguistán y Tayikistán tras nuevos ataques

·1 min de lectura

Con un apretón de manos, los presidentes de Kirguistán y Tayiquistán cerraban este viernes un acuerdo de alto el fuego entre los dos países, tras el regreso de las hostilidades en la frontera común.

Sin embargo parace que poco queda de ese compromiso, según Kirguistán, que ha acusado este sábado a las fuerzas tayikas de violar el alto el fuego al atacar con morteros a varias de sus localidades.

Por su parte, Tayiquistán señaló a las fuerzas kirguíses como los responsables de los disparos contra un puesto fronterizo tayiko en Isfara, en el norte del país.

Hasta el momento, Kirguistán, que ayer evacuó a más de 130 000 de las zonas fronterizas con Tayikistán, ha informado de 24 muertos entre militares y civiles a causa de los ataques tayikos.

El ministerio del Interior tayiko, afirmó por su lado, que los disparos de los militares kirguíses habían causado "víctimas entre los civiles", sin precisar su número.

Los recurrentes conflictos en la zona obedecen a que, de los 980 kilómetros de frontera que comparten estas dos antiguas repúblicas soviéticas de Asia Central, han sido demarcados solo cerca de 600.

El incidente más grave de los últimos años se produjo en abril de 2021, cuando fallecieron hasta 43 personas y más de 250 resultaron heridas.