Rocas de cientos de kilos para luchar contra la pesca de arrastre

·1 min de lectura
Rocas de cientos de kilos para luchar contra la pesca de arrastre

Greenpeace lanza al mar bloques de piedra para combatir la pesca de arrastre en zonas marinas oficialmente protegidas de Reino Unido. La organización ecologista señala que es una acción de último recurso para proteger los océanos. El objetivo es que estos bloques de entre 500 y 1400 kilos sirvan como obstáculo que impida destruir el hábitat de numerosas especies.

Anna Diski, activista de los océanos del Reino Unido, destaca: "La colocación de estas rocas impide inmediatamente que los buques de arrastre puedan operar y destruir el fondo, de esta forma se les impide arrastrar sus enormes redes de pesca por el fondo marino, destruyendo el hábitat y alterando el carbono."

La acción se produce después de que la última ronda de conversaciones de la ONU sobre la protección de los océanos terminara sin acuerdo. Reclaman al Gobierno británico que tome medidas.

Adrián Araúz, capitán del Arctic Sunrise: "Si el Gobierno tiene la voluntad de proteger algunas zonas, podría hacerlo, tiene la capacidad de hacerlo. El pequeño acto que estamos haciendo es una prueba de que se puede hacer"

Según cifras del Observartorio de Pesca Global, de las 19000 horas de pesca que se dieron en los 18 meses previos a julio en estas zonas , los barcos que usaron la pesca de arrastre estuvieron más de 3300 horas explotando el fondo marino. Un sin sentido para Greenpeace ya que estas zonas están protegidas para que las poblaciones de peces puedan recuperarse y se pueda pescar en el futuro.