Los robots sustituyen a los enfermeros en la realización de pruebas de antígenos en China

Los robots están sustituyendo al personal sanitario en la realización de las pruebas de antígenos en muchas ciudades chinas. Así se puede ver en varias imágenes que circulan por las redes sociales en las que aparecen máquinas robotizadas realizando extracciones nasales u orales.

Estas pueden ser o bien estáticas o bien móviles, ya que en algunos casos se las puede ver recorriendo los vecindarios de algunas localidades. De hecho, tanto médicos como enfermeros han elogiado su puesta en marcha porque creen que disminuirá el número de infecciones en centros sanitarios al limitar la interacción entre personas.

El proceso de muestreo es fácil ya que el aparato recoge un hisopo después de que el paciente haya escaneado su tarjeta de identificación. El movimiento del robot lo controla un médico que opera un brazo mecánico con el que identifica el punto correcto de la nariz o la garganta del que extraer la muestra.

Una vez completado, el robot coloca los restos biológicos del paciente en un frasco, enrosca la tapa y se envía a un laboratorio para su análisis en los casos de pruebas PCR. Cuando se trate de un test de antígenos, el proceso lo completa la propia máquina.

Este no es el primer robot que se ha puesto en funcionamiento en China con motivo de la pandemia. En los últimos meses, se han visto androides recorriendo las calles de algunas ciudades lanzando mensajes a la población a través de altavoces.

También han aparecido vehículos robotizados como método de reparto de comida o correspondencia a la ciudadanía, así como máquinas autónomas para la limpieza de las vías públicas.