Robles: "Nadie me va a dar a mí lecciones de la defensa de los funcionarios del CNI"

·4 min de lectura

Tan solo un día después del relevo en la dirección del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) con el cese de Paz Esteban, la tensión del caso Pegasus ha continuado este miércoles en la sesión de control al Gobierno en el Congreso. En este sentido, la ministra de Defensa, Margarita Robles, se ha defendido de las críticas del Partido Popular y de ERC en este ámbito.

Robles ha protagonizado un tenso cara a cara con el diputado del PP José Antonio Bermúdez de Castro, quien le ha afeado “la profunda descoordinación” en el Gobierno, asegurando que hubo una “pugna pública” con el ministro de Presidencia, Félix Bolaños. El diputado ha calificado de “indigna destitución” la salida de Paz Esteban de la dirección del CNI y ha manifestado el apoyo del PP a todo el personal de las Fuerzas Armadas y de los servicios de Inteligencia.

Si algo he hecho durante este tiempo que soy ministra de Defensa es defender y apoyar a los funcionarios del CNI, a las FFAA y a EspañaMargarita Robles, ministra de Defensa

En su turno de intervención, Robles, visiblemente molesta por las palabras de Bermúdez de Castro, ha asegurado “con el máximo respeto”, pero con “la máxima contundencia”, que “ni usted ni nadie me va a dar a mí lecciones de la defensa de los funcionarios del CNI ni de las FFAA, no lo voy a consentir”.

Acto seguido, Robles ha explicado que “si algo he hecho durante este tiempo que soy ministra de Defensa es defender y apoyar a los funcionarios del CNI, a las FFAA y a España”, mientras se levantaba un sonoro abucheo de la bancada del PP, que ha obligado a llamarles al orden.

“Señor Bermúdez, me sorprende su tono, que no es el de la comisión de Defensa, creo que quiere hacer méritos, yo lo entiendo que usted quiera hacer méritos en su partido”, le ha reprochado Robles, para sostener que llevan años trabajando “con sentido de Estado”.

Rufián reclama “explicaciones” y “responsabilidades”

El portavoz parlamentario de ERC, Gabriel Rufián, también ha mostrado sus críticas al caso Pegasus y ha acusado a Robles de “ser la máxima responsable del espionaje legal en este país” y ha deslizado que ella es “responsable por acción o por omisión”. Así, Rufián ha vuelto a pedir “explicaciones” y “responsabilidades” a la titular de Defensa, “no como independentistas, como demócratas”.

Preguntada sobre si está satisfecha “incluso orgullosa” de la actuación de los servicios de Inteligencia, Robles ha contestado tajante. “Sí, señor Rufián estoy satisfecha y orgullosa del trabajo de tres mil hombres y mujeres del CNI y de todos los servicios públicos que trabajan cada día por los derechos, por las libertades, por la seguridad y por la paz”, ha respondido. Además, ha apuntado que “lo hacen en España y en lugares muy lejanos para que usted y yo podamos tener unas libertades que sino no tendríamos”.

Si lo hizo, sabe perfectamente el contenido y su motivación detallada y si no lo hizo, si prefirió no verlas será porque no querrá saber la verdad o a lo mejor prefiere venir aquí con su frase recurrente para hacer méritosMargarita Robles, ministra de Defensa

Robles también ha sugerido que quizás Rufián no quiso examinar los documentos del CNI por si le afectaban, en la comisión celebrada. “Los valores democráticos son que cuando uno va a una comisión de secretos oficiales no puede ir previamente con el discurso preparado y no querer tener el valor de ver lo que se iba a encontrar allí por si le iba a afectar”, le ha espetado al diputado de Esquerra.

De esta forma, la ministra de Defensa ha argumentado que “si lo hizo, sabe perfectamente el contenido y su motivación detallada y si no lo hizo, si prefirió no verlas será porque no querrá saber la verdad o a lo mejor prefiere venir aquí con su frase recurrente para hacer méritos”.

Aquí la cruda realidad es que se ha espiado, o quizás todavía se está espiando, el teléfono móvil del presidente del Gobierno, el teléfono móvil del ministro de Interior y su teléfono móvilGabriel Rufián, portavoz parlamentario de ERC

En su réplica, Rufián ha sido contundente e incluso ha llegado a hacer un símil con la obra de Federico García Lorca de La casa de Bernarda Alba, acusando a la ministra de querer convertir España en esta.

“No se trata de ocultar lo que pasa, no te hace más patriota ocultar lo que pasa”, ha indicado Rufián, lanzándole una pregunta. “Cuando usted era una juez progresista y se enfrentó al GAL, ¿usted era menos patriota que ahora? Seguramente no. Cuando usted hace mucho menos era portavoz del Grupo Socialista y denunció las corruptelas de la derecha española, ¿usted era menos patriota? Seguramente no”, ha valorado.

“Aquí la cruda realidad es que se ha espiado, o quizás todavía se está espiando, el teléfono móvil del presidente del Gobierno, el teléfono móvil del ministro de Interior y su teléfono móvil”, ha lamentado el diputado republicano.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente