Rivlin promete más seguridad a los jóvenes israelíes de la periferia de Gaza

El presidente israelí, Reuven Rivlin. EFE/Archivo

Jerusalén, 8 nov (EFE).- El presidente de Israel, Reuvén Rivlin, se unió hoy en Jerusalén a un grupo de jóvenes israelíes llegados a pie desde la periferia de Gaza para protestar por la situación de inseguridad en su región y les prometió que las alarmas antiaéreas no serán parte de su rutina.

"Os lo prometo: no lo haremos y no debemos dejar que la alarma de Código Rojo se convierta en una rutina. Rojo se mantendrá como el color de las flores salvajes que crecen en la zona", dijo Rivlin cuando recibió a los estudiantes de secundaria a su entrada a la ciudad, donde concluyeron un viaje de seis días para llamar la atención sobre la situación en sus comunidades.

Los residentes de estas poblaciones lamentan el deterioro de la seguridad tras las últimas escaladas de tensión entre Israel y las milicias palestinas de Gaza, reclaman soluciones al Gobierno y algunos piden una respuesta militar "contundente" para acabar con el lanzamiento de cohetes y globos incendiarios desde la Franja.

"He venido a caminar con vosotros en nombre de cada ciudadano de Israel que os sigue y marcha con vosotros en espíritu", aseguró el representante, que alabó la iniciativa de los estudiantes.

Estos continuaron su camino hacia el Parlamento israelí (Knéset), su última parada.

Israel, como la Unión Europea y EE.UU., considera a Hamás una organización terrorista y mantiene un bloqueo por tierra, mar y aire desde que el movimiento islamista tomó por la fuerza el poder de la Franja de Gaza en 2007.

Es habitual que la tensión en la zona fronteriza aumente de manera intermitente y ha escalado en gran medida tras el comienzo el pasado 30 de marzo de las protestas de la Gran Marcha del Retorno, en las que los palestinos piden el fin del bloqueo y el derecho al regreso de los refugiados.

Desde entonces, más de 200 palestinos han muerto por disparos de soldados en las movilizaciones o incidentes violentos en la línea divisoria, se han registrado seis oleadas de lanzamiento de cohetes y es frecuente el lanzamiento de globos y cometas incendiarios, que han causado cientos de fuegos y arrasado hectáreas de terrenos y cultivos en Israel.