Rita Maestre: "Almeida sólo busca agradar y hacerse perdonar por Ayuso"

Se agradece entrar al edificio donde se encuentran las oficinas grupos municipales de Madrid. El edificio, clásico por fuera y a pocos metros de la plaza de la Villa, refugia del frío y del viento que se siente en la capital y que hace que el paseo por esta céntrica zona de la ciudad, habitualmente poblado por turistas, sea más desagradable de lo que debería.

La fachada promete más de lo que ofrece el interior. Un espacio lleno de despachos da acceso a un área común que el equipo de comunicación de Más Madrid ha adecentado para encuentros con la prensa, tanto comparecencias como entrevistas. 

Dos cómodos sillones color crema, una mesita en medio y varias plantas adecentan la fría estancia, presidida por un gran panel con las siglas de la formación madrileña.

″¡Hola!”, asoma por uno de los despachos Rita Maestre (Madrid, 1988), portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento de Madrid, con un vestido rojo de lana de cuello alto y una prominente barriga que hará que, en unos tres meses, tenga que hacer un pequeño ‘stop’ para cuidar al bebé que está en camino.

Eso será antes de comenzar una campaña que se promete frenética, porque Maestre ha anunciado que se presenta a las primarias de su partido para ser, por primera vez, candidata a la Alcaldía de la capital y tratar de arrebatarle el bastón de mando a Martínez-Almeida.

El anuncio lo ha hecho hace apenas unas horas en Twitter:

¿Espera rival en Más Madrid para ser candidata?

Voy a presentar en primer lugar la petición de avales para presentarme a las primarias, que será a lo largo de las próximas semanas, a principios de diciembre. Voy a presentar un equipo que consolida el trabajo que hemos estado haciendo durante estos cuatro años en Más Madrid, no sólo de oposición firme, sino de construcción y de propuesta. Nos hemos ganado el derecho y la legitimidad hablando de Madrid, sabiendo de Madrid, y trabajando de una forma muy apegada a los territorios, a los barrios y a las calles de la ciudad, y voy a presentar un equipo en esa línea que, además, en los próximos días y meses tendrá algunas incorporaciones. Presento un equipo para gobernar la ciudad de Madrid, que es la principal razón por la que nos presentamos a las elecciones: salir a ganar, a gobernar la ciudad y hacerlo con perfiles de expertos pero también representantes de colectivos y movimientos sociales. Es posible que haya otras personas que quieran presentar equipos y en Más Madrid lo decidiremos de forma democrática.

¿Algún nombre conocido de esas incorporaciones?

Irán conociéndose en los próximos días y meses, porque hasta la presentación final de la candidatura queda tiempo. La idea es hacer un equipo fuerte y un equipo unido. Creo que en Más Madrid hemos consolidado en estos años no sólo una forma de hacer política sino un equipo y una visión para la ciudad que ya es reconocible y es lo que aspiro a consolidar con mi propuesta de equipo.

La decisión principal en mayo va a ser Más Madrid o el PP. Almeida o yoRita Maestre, candidata de Más Madrid al Ayuntamiento de Madrid.

Hemos visto en las últimas encuestas que la distancia entre el bloque de izquierdas y el de derechas es muy corta, ¿ve posible el vuelco?

Desde luego es posible en la ciudad de Madrid como fue posible en 2015 y como nos quedamos muy cerca de hacer en 2019. En esas dos citas la disyuntiva y la decisión siempre ha sido la misma: es Más Madrid o el PP. En este caso, es Almeida o soy yo. Esa va a ser la decisión principal que tomar en mayo de 2023. Para eso creo poder decir con mucho orgullo que Más Madrid llega con los deberes hechos, que llegamos con un trabajo de consolidar un proyecto y de recorrernos la ciudad calle a calle y desgastándonos las suelas, no sólo yo sino el equipo de concejales, y que salimos a ganar. Las encuestas son muy claras todas y todas dan la posibilidad de ese vuelco electoral por muy pocos votos. Es un escenario electoral en el que Almeida está muy debilitado como alcalde y como perfil político. También está muy debilitado Ciudadanos, prácticamente en desaparición, aunque puede que tenga un papel relevante a la hora de formar o no gobierno. Y una extrema derecha que está desaparecida. Así que sí, hay posibilidades, y sí, hay que salir a por todas. Nosotras salimos a ganar.

¿Cuál es la principal debilidad que le ve a Almeida?

Es un alcalde y una persona que tiene miedo de Ayuso. Un alcalde que ha puesto muy por delante su lealtad de partido que su lealtad con la ciudad que gobierna. Un alcalde que tiene en el centro de su actividad agradar y hacerse perdonar por Ayuso muy por encima de gobernar Madrid para la mayoría. Es un perfil segundón, timorato y desde luego cobarde en la defensa de los intereses de Madrid. La gestión de la crisis sanitaria es el ejemplo más claro. Almeida ha puesto el cuerpo para proteger y defender la nefasta gestión y el nefasto plan de Ayuso, en vez de poner el cuerpo para defender a los vecinos de Madrid. Un alcalde suele ser una figura más independiente que el resto de figuras políticas. Se pelea por su ciudad con la Diputación, con la provincia, con la comunidad, con el Estado para conseguir los mejores servicios para su ciudad. Es exactamente lo contrario de lo que ha hecho Almeida en la crisis sanitaria, que ha estado callado ante la desaparición de los profesionales sanitarios y de los centros de urgencias extrahospitalarias en Madrid. Callado cuando en su ciudad ha habido durante meses y años centros sin médicos y sin pediatras o con condiciones terribles para los profesionales y para los vecinos de Madrid.

Rita Maestre, candidata de Más Madrid a la Alcaldía de Madrid.
Rita Maestre, candidata de Más Madrid a la Alcaldía de Madrid.

Rita Maestre, candidata de Más Madrid a la Alcaldía de Madrid.

Es un personaje político segundón y acobardado que no ha podido poner encima de la mesa una sola idea, un sólo proyecto, una sola mejora clara que uno diga, esto ha cambiado durante los años de Almeida. La pregunta qué ha cambiado tu vida en estos cuatro años de Almeida, nadie puede responderla en Madrid diciendo que ha notado un cambio o una mejora importante. Una legislatura perdida en mucho poliquiteo. Un Almeida que se intenta esconder de su falta de ideas y ambición detrás de los chistes, de los balonazos, del chascarrillo y del comentario sobre cualquier tema menos sobre lo importante, que es Madrid.

¿Qué le tiene que perdonar Ayuso a Almeida?

Tiene que perdonarle el escándalo del espionaje que desde el Ayuntamiento de Madrid, concretamente desde las filas del PP de Almeida, se hizo a las órdenes de Pablo Casado y de García Egea para espiar a Ayuso. Esto es una realidad objetiva y desde luego conocida por todo el mundo dentro y fuera de la política madrileña. Desde luego, Ayuso es consciente de esto y Almeida lleva desde entonces intentando hacerse perdonar el espionaje que se produjo desde la Empresa Municipal de Vivienda, que en vez de estar dedicada a construir vivienda pública o mejorar los alquileres en Madrid, estaba dedicada a espiar los chanchullos de la familia Ayuso. Esta es la realidad conocida por todo el mundo. Almeida sobrevivió dejando tirado a Pablo Casado en el último momento, pero desde luego Ayuso se la tiene guardada. Por eso Almeida no tiene la valentía de levantar la voz y decir que hay un problema en el centro de salud de Pavones o de Abrantes. Esa debería ser la tarea del alcalde, no pasar de lado, ponerse de perfil y quedarse callado. ¿Por qué no puede hablar? Porque tiene miedo a Ayuso.

Almeida sobrevivió dejando tirado a Pablo Casado en el último momento, pero desde luego Ayuso se la tiene guardadaRita Maestre, candidata de Más Madrid al Ayuntamiento de Madrid.

Una de las imágenes de la legislatura fueron los acuerdos de la Villa, ¿qué queda de aquel espíritu?

Esos fueron unos acuerdos que le propuse yo a Almeida en el Pleno del Ayuntamiento y que tenían el objetivo de, en un momento complicado y de crisis nacional, dar una muestra de solvencia, seriedad y responsabilidad. A diferencia de lo que estaba haciendo su partido en el Congreso poniendo en cuestión cada decisión del Gobierno nacional, nosotros hicimos lo contrario, decir, vamos a trabajar todos para que Madrid lo pase lo menos mal posible. Almeida, con ese enorme capital colectivo no fue capaz de hacer nada. Esos acuerdos han sido incumplidos en su mayor parte y se ha dedicado a lo contrario: jamás a buscar acuerdos y siempre a la pelea constante conmigo, con Más Madrid, con la izquierda, con los sindicatos, con el feminismo y con todo el que no sea el PP.

¿Cómo resumiría la legislatura desde ese momento hasta ahora?

Como un mandato perdido entre chascarrillos y chistes sin gracia y como una legislatura sin ideas, sin proyectos y sin mejoras para la ciudad de Madrid.

¿Se ve de alcaldesa?

Desde luego que sí.

Rita Maestre, candidata de Más Madrid a la Alcaldía de Madrid.
Rita Maestre, candidata de Más Madrid a la Alcaldía de Madrid.

Rita Maestre, candidata de Más Madrid a la Alcaldía de Madrid.

¿Y cuál sería su primera medida?

Teniendo en cuenta que las elecciones son a finales de mayo y la investidura a finales de junio, creo que un precioso gesto para devolver Madrid al lugar que merece, que es no ser una ciudad carca y antigua, sino moderna y avanzada, es que en Cibeles vuelva a ondear, muy orgullosa, la bandera LGTBI.

¿Cuál es el principal problema que tiene la ciudad de Madrid?

Un abandono completo. Especialmente de los barrios de Madrid. Vas por Villaverde Alto, por Aluche, por Comillas, por San Diego, por cualquiera de los barrios fuera de la M-30 y especialmente del sur y del este de la ciudad, y lo que te encuentras y lo que dicen los vecinos es que nunca había estado tan abandonada la ciudad. La limpieza, con unas posibilidades enormes que ha tenido Almeida para renovar los contratos de limpieza y limpiar por fin la ciudad como se merece. No sólo no lo ha hecho, sino que ha mantenido el modelo injusto en el que la inversión en limpieza para un vecino de Chamberí y uno de Usera no tiene nada que ver. Donde ves por las calles patinetes, bicis y motos abandonadas, donde no hay un plan para el transporte público, donde la contaminación es un problema secundario. Tenemos a la cabeza del Ayuntamiento una persona a la que no le importa Madrid, no le interesa la gestión municipal, no le interesa gobernar Madrid. Está aquí como podría estar en otro sitio, porque lo principal que quiere ser Almeida es ser político, aquí o donde sea. Le encantaría probablemente estar en el Congreso de los Diputados. Y eso se nota en que no tiene interés, no tiene ambición y en que la ciudad está parada. Madrid ya no es el centro de las miradas, no es divertida y no es molona. Es una ciudad abandonada a su suerte.

Ustedes estuvieron cuatro años gobernando en Madrid, ¿qué se puede hacer en cuatro años, da tiempo a cambiar la situación de una ciudad que tiene tantos problemas como acaba de relatar?

Muchas cosas. Yo sé que hay mucha gente que echa de menos el Madrid de Carmena y el Madrid de Más Madrid. En cuatro años nosotros pusimos los planes más ambiciosos que ha habido contra la contaminación, porque eso era Madrid Central, que debería estar ahora mismo ampliándose a otros distritos y otros barrios de Madrid. Renaturalizamos el Manzanares. Pusimos en marcha una nueva red de escuelas infantiles, que construyó catorce en una legislatura. Este gobierno municipal se va a ir y va a haber dejado, como mucho, dos o tres nuevas. Y así están los precios de las escuelas infantiles, que cuesta 500 euros dejar a tu hijo o a tu hija cuidada en una escuela infantil privada porque te quedas sin acceso a la pública. Pusimos en marcha medidas para llevar la cultura a los barrios de Madrid, para descentralizar el ocio, para poner en el centro las prioridades de los jóvenes y las familias, para poner el transporte público como una prioridad. Son muchas cosas las que se pueden hacer en cuatro años, lo que pasa es que en estos cuatro hemos vivido una indolencia y una desidia completa por parte del Gobierno municipal.

Manuela Carmena es una líder y una referencia, no sólo política, sino también moral y ética para muchísima gente progresista de Madrid y de EspañaRita Maestre, candidata de Más Madrid al Ayuntamiento de Madrid.

En las últimas semanas han presentado un proyecto, una idea, de la ciudad de los 15 minutos. Usted ha escrito en una publicación sobre este asunto. ¿Puede explicarlo?

Es una idea que vamos a compartir con su ideólogo, Carlos Moreno, este miércoles, y es una idea que han comenzado a poner en marcha en París. Es un proyecto a medio plazo, que tiene un objetivo ambicioso pero realista. No es sólo que uno pueda llegar rápido de un sitio a otro de la ciudad de Madrid, es una ciudad muy grande y no siempre puedes recorrerla en 15 minutos. Lo que sí que tienes que poder hacer es poder ir al cine en 15 minutos cerca de tu barrio, al teatro, trabajar cerca de tu barrio, comprar en tu barrio. No se trata sólo de hacer una revolución del transporte público en Madrid, que es una prioridad para mí. Sino también, volver a llevar a los barrios de Madrid, que son muchos más allá del centro, todo ese ocio, toda esa cultura que se ha ido centralizando y provocando que todos tengamos que movernos desde nuestros barrios al centro para poder hacer la mayor parte de cosas de nuestra vida. Nos pasamos la vida yendo y viniendo. Es un objetivo ambicioso pero realista poner en el centro la recuperación del tiempo para los vecinos de Madrid, que nuestra vida no se nos pase en un atasco, esperando un autobús, que se pase haciendo otras cosas. Para eso, descentralizar y llevar al centro de la política municipal todos esos barrios que se han visto cada vez más abandonados.

¿Eso se puede hacer en cuatro años?

Eso se puede empezar a hacer en cuatro años, desde luego que sí. Puedes empezar, por ejemplo, a reformar desde el día uno las entradas y las grandes arterias de la ciudad para que quien viva en Batán o en Santa María de la Cabeza no viva debajo de una autopista urbana en la que, cada vez que sacas la ropa a tender, se llena de polvo. Eso es una prioridad política, porque es mejorar la vida de los barrios con los que Madrid tiene una deuda histórica. Desde el minuto uno puedes demoler el scalextric del Puente de Vallecas, que es una gigantesca autopista que le amarga la vida a los vecinos de la zona. Almeida dice que no compensa este plan que hemos presentado desde Más Madrid porque no hay beneficios suficientes. Que se lo diga a la gente que lleva 15 o 20 años viviendo delante de una autopista en la que pasan cada día decenas de miles de coches. Para mí sí es una prioridad. Se puede poner en marcha un plan contra la contaminación. Una red de carriles bici. ¿Por qué Madrid tiene que ser una excepción en España y en Europa, un sitio donde no se puede ir en bici con normalidad sin tener miedo de que te atropellen? Es que eso no pasa en ninguna ciudad europea y no tiene que pasar en Madrid.

Cuando empezó la legislatura, ¿qué pensó que iba a pasar con Madrid Central?

Bueno, la promesa de Almeida, otra incumplida, era acabar con Madrid Central. Hay que recordar que fue el movimiento organizado social de Madrid que, con una enorme presión en la calle y en los tribunales, consiguió paralizar esa moratoria que el Gobierno de Almeida quería poner en marcha. Esa presión ciudadana para vivir en ciudades donde no respiremos aire tóxico llevó al Congreso de los Diputados una ley que obliga a poner en todas las ciudades de más de 50.000 habitantes zonas de bajas emisiones. Así que Madrid Central tuvo que quedarse a pesar de Almeida y de los recortes que le ha hecho al plan. Porque en vez de ampliarlo y llevarlo a otros barrios, que era el objetivo de Más Madrid y que será el objetivo cuando lleguemos a gobernar; lo que ha hecho es recortarlo y permitir que entren más coches. A Almeida le salió a medias su plan de evitar Madrid Central, pero la pregunta que tenemos que hacernos es lo que podríamos haber avanzado en todo el tiempo que hemos perdido en cuatro años. Porque Madrid Central después de todas aquellas polémicas y anuncios del apocalipsis lo que provocó es una reducción del 20% de la contaminación en el área central de Madrid y del 12% en el conjunto de la ciudad. Es decir, una causa efecto muy clara que yo quiero replicar en otros barrios.

La última vez que ganaron las elecciones fue con Manuela Carmena de candidata y usted ha dicho que muchos vecinos echan de menos su figura, ¿puede pesar no ser Manuela Carmena?

Yo creo que suma. Manuela Carmena es una líder y una referencia, no sólo política, sino también moral y ética para muchísima gente progresista de Madrid y de España. Es una figura que tiene esa capacidad de generar consensos más allá de los partidos. Es una persona a la que yo admiro muchísimo, que creo que va a tener también capacidad de intervenir y de participar para que en 2023 también haya un cambio de gobierno en Madrid.

Nosotros no tenemos que inventarnos nombres ni sacar conejos de la chistera ni hacer incorporaciones de último minutoRita Maestre, candidata de Más Madrid al Ayuntamiento de Madrid.

¿La va a incluir en sus actos?

No, no. Yo con Manuela siempre he sido muy respetuosa. Ella dejó de forma muy clara la política, dio un paso atrás. A mí me parece que a las personas a las que se quiere y se admira hay que respetarlas en sus decisiones y eso significa no mezclarlas en lo que no quieren estar mezcladas. Lo que digo que esa figura y esa referencia que fue y que es Manuela, no sólo en cómo gobernar sino en cómo hacer política, sigue presente en Más Madrid, es uno de los principales pilares de Más Madrid y eso se va a notar.

Podemos presenta candidato, ¿se lo esperaba? ¿Confiaba en que pudiera haber algún tipo de acuerdo para que no hubiera candidatura a la izquierda de Más Madrid?

Bueno, yo en esto siempre respondo lo mismo. Yo puedo hablar por Más Madrid, que es la fuerza política que ha estado durante cuatro años aquí, en cada distrito, barrio, concentración de vecinos, en cada conflicto sindical, en todo el trabajo político y social de oposición en la calle y en las instituciones al Gobierno del PP y de su socio de la extrema derecha. Así que puedo hablar por Más Madrid, decir que estoy muy orgullosa de ese trabajo y avanzar que, una vez más, las elecciones de mayo van a ser entre el PP y Más Madrid como desde hace ocho años en la política municipal en Madrid. En 2023 va a volver a ser la misma disyuntiva.

¿No teme que pueda pasar como en 2019 cuando se presentó IU y que eso pueda dividir el voto y afectar a sus posibilidades? 

Repito, puedo hablar por mí y por la fuerza política que lidero y que coordino. Y que en ese sentido vamos a hacer un esfuerzo, y se verá en las propuestas de equipo que voy a ir haciendo en los próximos días y meses, un equipo que incorpore a mucha gente de Más Madrid pero también gente que no es de Más Madrid, que participa en movimientos sociales y vecinales, que representan a distintas sensibilidades de la izquierda. Es decir, vamos a hacer un equipo que pueda decirle a Madrid ‘esta es la papeleta para que no gane Almeida’. Ese es el objetivo y el trabajo que hemos estado haciendo y lo que vamos a visibilizar en los próximos meses. Más Madrid es la garantía y el compromiso de que no gane Almeida en las próximas elecciones. Vamos a presentar a un tejido progresista amplio en Madrid y creo que sólo nosotros tenemos la capacidad para hacerlo.

Rita Maestre, candidata de Más Madrid a la Alcaldía de Madrid.
Rita Maestre, candidata de Más Madrid a la Alcaldía de Madrid.

Rita Maestre, candidata de Más Madrid a la Alcaldía de Madrid.

El PSOE anunció la semana pasada a su candidata, ¿qué le parece?

Una valoración similar. Desde luego le doy la bienvenida a la política municipal, espero que le vaya bien. Creo en la colaboración de las fuerzas progresistas para conseguir ese gobierno en 2023. Pero nosotros no tenemos que inventarnos nombres ni sacar conejos de la chistera ni hacer incorporaciones de último minuto, porque hemos estado aquí en las duras y en las maduras, cuando llovía y cuando hacía sol, cuando Filomena o cuando la crisis del Covid, y cuando había que estar en la política municipal pequeña, la que se hace fuera de foco, y en la grande. Este fin de semana estuvimos en Vicálvaro, en una iniciativa que hacemos cada semana, que es ir a un barrio, convocar a los vecinos, hablar y hacer asamblea. A veces tiene foco y a veces no. La mayor parte de las veces no sale en la tele. Esa es la política municipal que importa y por la que los vecinos reconocen a Más Madrid a la única fuerza política que tiene como objetivo principal y único gobernar Madrid. Esa diferencia de otros, que tienen otras ataduras y otros intereses legítimos, pero que pueden sacarte de ese carril fijo, nos diferencia y nos da la legitimidad de poder hablar de Madrid así.

¿Qué le parece el hecho de que sea una ministra la que se presente?

Creo que la política municipal se hace muy a menudo fuera de foco y en cuestiones que no reclaman las televisiones ni el interés nacional, pero que los vecinos reconocen. Porque a mí la gente lo que viene a contarme son problemas pequeños, de barrio, personales. Y lo que espera no son las grandísimas respuestas, sino la solución a un problema en una plaza, en una escuela infantil o en un carril bici. Esa es la esencia de la política municipal. A mí me gusta por eso, es la única que me gusta y que realmente me creo. Es la que hay que poner en valor en un momento de anuncios de todo tipo.

Si hay alguna cosa que hay que mejorar de esa ley [la del 'sólo sí es sí'] para que se aplique de forma justa, creo que es conveniente hacerlo cuanto antesRita Maestre, candidata de Más Madrid al Ayuntamiento de Madrid.

¿Lo han pasado mal esta legislatura con la escisión en Más Madrid?

Fue un momento un poco desagradable al principio de la legislatura pero que afortunadamente ha quedado atrás. En este momento son dos personas y poco más y creo que no va tener ningún impacto político ni electoral. No lo ha tenido a lo largo de la legislatura, no se ha visto reflejado ni en las encuestas ni en la vida política de Madrid, y no creo que vaya a tenerlo en las elecciones.

Quería preguntarle por la polémica que ha habido con la ley del ‘sólo sí es sí’, ¿qué le parece lo que ha sucedido?

Nosotros compartimos y defendemos el espíritu de la ley, que se puso en marcha, no sólo como consecuencia de la reivindicación del movimiento feminista, sino de una demanda de la sociedad muy amplia ante la idea de que no se estaban condenando de forma justa delitos que eran muy graves y que cada vez eran más graves en la valoración social en España. El espíritu de la ley lo compartimos y es lo que hay que defender. Si ha habido a lo largo de su tramitación o de su aprobación algún problema inesperado, creo que hay que darle solución cuanto antes. Quien gobierna tiene que ser el primero en buscar las medidas más eficaces. Hay que ser serios y tranquilos. También creo que hay quien ha aprovechado la polémica para cargar contra el feminismo una vez más. Ahí se le ven rápido las orejas al lobo. Hay quien parece estar preocupado por la aplicación de la ley cuando ha estado en contra de cualquier avance en este sentido, de la propia existencia del feminismo, de las discusiones feministas. Que se han dedicado a cargar y construir sus perfiles políticos contra el feminismo. Desde luego, de esa gente un total de cero lecciones tiene que aceptar el feminismo. Pero si hay alguna cosa que hay que mejorar de esa ley para que se aplique de forma justa, creo que es conveniente hacerlo cuanto antes.

Hay una derivada política de esto, el enfrentamiento en Unidas Podemos por el supuesto no apoyo explícito de Yolanda Díaz a Irene Montero. Usted que salió de Podemos, ¿qué le parecen este tipo de tensiones a pocos meses de unas elecciones?

Por una parte, creo que en Más Madrid ya hemos demostrado que tenemos una forma distinta de hacer política y que además no aceptamos tutelas ni intentos de dirigir por parte de hombres que están fuera de la política. Creo que Mónica García fue bastante clara al respecto en 2021 e hizo muy bien al decir que no aceptamos tutelas de quien desde fuera quiere dirigir los destinos o las estrategias. En ese sentido, Yolanda Díaz tiene la legitimidad y el derecho para poner en marcha un proyecto que se ha ganado a pulso. Por otro lado, creo que no es el mejor momento para darle gasolina a la derecha y que la prioridad de las fuerzas progresistas tiene que ser la de defender y avanzar una agenda legislativa, la del Gobierno de coalición, que está dando muy buenos resultados. Está poniendo en el centro la defensa de la economía de las familias, de las pequeñas empresas, de los derechos LGTBI, de los derechos feministas. Eso es un bien que hay que proteger y no poner en riesgo con ruidos y polémicas artificiales.

Yolanda Díaz tiene la legitimidad y el derecho para poner en marcha un proyecto que se ha ganado a pulsoRita Maestre, candidata de Más Madrid al Ayuntamiento de Madrid.

Insisto, ¿está convencida de que va a ser alcaldesa a partir de junio?

Puedo prometer que me voy a dejar la piel en ello y creo que es perfectamente posible que lo hagamos en 2023 como lo hicimos en 2015.

TE PUEDE INTERESAR