Rita Barberá se convierte en un nuevo problema para Pablo Casado

·3 min de lectura

La convención del PP, que se celebró entre el 27 de septiembre y el 3 de octubre de este 2021, tenía como objetivo mostrar la buena salud de la formación y su recuperación tras los varapalos electorales en las dos últimas elecciones generales. Aupado en las encuestas, Pablo Casado se mostraba como alternativa de gobierno a Pedro Sánchez.

Sin embargo, primero hubo problemas con los invitados y las acusaciones de corrupción (Sarkozy, Vargas Llosa, Sebastian Kurz...) y ahora es el legado de Rita Barberá, fallecida en 2016, el que se le vuelve en contra.

Rita Baberá en una imagen de 2016. (JOSE JORDAN/AFP via Getty Images)
Rita Baberá en una imagen de 2016. (JOSE JORDAN/AFP via Getty Images)

La política nacida en Valencia ocupó la alcaldía de su ciudad durante 24 años, entre 1991 y 2015. Durante el cierre de la convención, celebrado en la misma urbe, han sido varios los altos cargos del Partido Popular que han reivindicado su figura. 

El primero Pablo Casado que aseguró que la formación va a recuperar la ciudad (actualmente está en manos de Compromís) en memoria a la exregidora. "Es el preámbulo de otra victoria como con Rita Barberá", jaleó. Además, el dirigente popular le pidió a la presidenta del PP en Valencia, María José Català, que "devuelva la grandeza a Valencia" y que "continúe el gran legado de Rita Barberá".

Sin embargo, apenas dos semanas después, el tiempo que va desde el 3 al 19 de octubre, Casado se ha encontrado un nuevo revés. El juez del caso Taula ha procesado al PP de Valencia y a todo el equipo municipal de la exalcaldesa por blanqueo de capitales.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

El magistrado ha dejado al borde del banquillo a 49 cargos populares de la regidora fallecida, algunos de los cuales todavía se encuentran en el actual equipo municipal. Además ha responsabilizado al que fuera la mano derecha de Barberá, Alfonso Grau, y al propio PP.

Los encausados presuntamente recibieron dinero negro por parte de algunos responsables del partido y lo blanquearon con transferencias bancarias en la cuenta de la formación de cara a sufragar las elecciones locales del año 2015.

Así una vez más los intentos de Pablo Casado de alejarse de los casos de corrupción del partido resultan infructuosos, ya que solo medio mes después de reivindicar la figura de Rita Barberá y del PP valenciano llega este varapalo judicial.

Cabe recordar que Rita Barberá era una de las figuras más importantes del PP y que tras conocerse su implicación con el caso Taula fue apartada. En el 2016 fue designada senadora tras perder el ayuntamiento valenciano y a medida que avanzaba la investigación la formación la fue apartando de la vida pública. Finalmente fue expulsada del grupo.

Sin embargo, tras su fallecimiento han sido numerosas las veces en las que la formación ha querido homenajear a la exalcaldesa. En el año 2019, la familia publicó un duro comunicado en el que se mostraba indignada por el "uso electoralista" que el PP estaba haciendo de la figura de Barberá "al poner ahora en valor una trayectoria política, flagrantemente ignorada durante los últimos años”.

EN VÍDEO I Gritos y caos en la calle: una ráfaga de viento casi provoca una tragedia junto a una falla en Valencia

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente