La rigidez de China con el pasaporte Covid llega hasta un punto ridículo

Las restricciones ante el Covid en China han llegado a un punto tan extremo que en la vida cotidiana se dan situaciones ridículas que muchos usuarios denuncian en redes sociales. Ejemplo de ello es la obligatoriedad de presentar el pasaporte covid ante un código QR situado en el exterior de los baños públicos de ciudades como Shanghái para poder hacer uso de los mismos.

A pesar de que la mayoría tiene instalado en sus dispositivos móviles este accesorio vital para moverse por las calles, hay personas que, por no tener acceso a este tipo de tecnología, se ven discriminadas en su día a día en acciones que antes podían desarrollar con total normalidad.

Las imágenes de un anciano que intentaba entrar a un baño público de esta ciudad, pero al no llevar consigo su móvil con el código QR no le permitieron el acceso han corrido como la pólvora en Internet. La gente que estaba esperando la cola para poder entrar a los urinarios se quedó sorprendida del trato mostrado hacia el individuo, que no entendía por qué no podía hacer uso del retrete público, si llevaba puesta su mascarilla para evitar contagiar a las siguientes personas que entrasen al cubículo.

Según informan los usuarios de redes sociales que viven en el país asiático, estas situaciones se dan constantemente. No solo con personas que no utilizan móvil y por lo tanto, no pueden mostrar su código QR, sino con individuos que olvidan hacerse el test diario y tienen el código caducado en cuestión de horas. Estas no pueden entrar a los urinarios públicos ni hacer uso del transporte público, por ejemplo.

Gran parte de la población china se encuentra en una situación complicada tras la implantación de estas medidas tan extremas. Existen incluso puntos de control en los que los guardas pueden sacar a la persona del coche para que se haga un test, si hay dudas de que esté contagiada, o directamente dar la orden para que sea trasladada a un campo de concentración.

Sin embargo, en muchos lugares la gente parece rehusarse a recibir este trato. En la ciudad de Suzhou por ejemplo, los ciudadanos han salido protestando a la calle para pedir el fin del confinamiento total y poder volver a sus trabajos como antes.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente