"Rifresh", el álbum de Mau y Ricky que resultó ser un refugio para ellos

México, 20 nov (EFE).- Los venezolanos Mau y Ricky Montaner lanzan su nuevo disco "Rifresh", que calificaron este viernes en entrevista con Efe como uno de los más trabajados ya que, con el fin de que fuese un refugio para sus seguidores, se desconectaron durante tres meses y terminaron por encontrar una guarida para ellos mismos.

"Empezamos a hacerlo en abril y ya estábamos encerrados. Estábamos haciendo música y uno de los propósitos era que se convirtiera en refugio para la gente, pero mientras lo hacíamos se convertía en refugio para nosotros mismos", relató Mau.

Los hermanos, hijos del también cantante Ricardo Montaner, echan la vista atrás y se dan cuenta de lo afortunados que fueron al poder tomarse tres meses de desconexión creando su disco ya que pasaron los peores meses de la cuarentena haciendo lo que más les gusta.

"Nos encerramos en la casa tres meses, apagamos todos nuestros alrededores y pudimos darnos ese gusto. Lo hicimos casi con esa esperanza y sueño de estar fuera de la casa pasándola bien, así que espero que la para la gente sea una distracción bonita", explicó Ricky.

El entorno y la manera de crear en álbum, consideraron, afectó al contenido y lograr crear un disco muy diverso y diferente a los anteriores del que se sienten muy orgullosos.

"Si no hubiésemos hecho el disco así no la hubiéramos pasado bien. Es un disco exactamente como queríamos hacerlo, se arriesga demasiado dentro del mundo en el que estamos, y no puede ser más pop y más comercial", consideró Mau.

Ambos coincidieron en que con "Rifresh" buscaban precisamente refrescar su sonido ante el miedo a la idea de que un fan lo escuche y sienta que es exactamente lo que se esperaba.

Así que apagaron sus móviles y redes sociales y se concentraron en escuchar la música con la que se criaron y empezaron a hacer canciones.

"Empezaron a salir canciones que no se parecían al álbum pasado. Quizá en la posición en la que estábamos, si nos hubiesen venido algunas ideas como que jugábamos más a la segura, y en este caso no tomamos este tipo de decisiones y nos dejamos llevar exactamente por lo que nacía", compartió Ricky.

CON GANAS DE ARRIESGARSE

El disco no contiene ninguna colaboración y fue una decisión consciente que tomaron para poder arriesgarse todo lo que quisieran sin tener que ceder y encontrar el punto medio, algo que sucede cuando trabajas con un artista, que tiene su estilo propio.

Querían poder desarrollar sus ideas y no cambiar nada, a pesar de que en su carrera han disfrutado mucho colaborando con artistas de la talla de Sebastián Yatra, Camilo (su concuñado), Karol G o Tini.

Con esta decisión buscaron también hacer un canto a la diferencia que llegase a todos sus seguidores.

"Ese disco es esto, es un recordatorio para la gente, decirles '¡Ey! lo que te hace distinto es exactamente lo que te hace mas fuerte, es extraordinario! Y eso intentamos contarlo", indicó Mau.

Los hermanos Montaner se convirtieron, en los últimos años, en artistas muy queridos por el público latinoamericano, no solo por su música, sino también por su personalidad y por lo atrayente y familiar que resultan el contenido que comparten en redes.

Además, ambos son conscientes de que los Mau y Ricky de hace un tiempo se sentirían muy orgullosos de los actuales, pero ahora sienten que están "arrancando" y tienen ganas de seguir siendo ellos mismos con sus seguidores.

Mau y Ricky, además de ser hijos de Ricardo Montaner, son hermanos de Evaluna, esposa del cantante colombiano Camilo y también comparten la vida que llevan junto a sus parejas (Sara Escobar y Stefi Roitman, respectivamente), con quienes viven bonitas relaciones.

Mau confesó que a veces no saben ni cómo manejan las redes pero lo que sí tienen claro es que su finalidad es impactar a la gente además de compartir su música y sintieron que con su trato con las personas de su alrededor pueden inspirar a la gente y crear nuevos estándares de cómo puede ser una familia.

"Eso no quiere decir que seamos perfectos, al contrario, somos tan imperfectos y lo sabemos y lo entendemos que no hay nada más bonito que el trabajo en equipo y la familia. Porque soy imperfecto necesito a otras personas que me acompañen por la vida", comentó Mau.

Ricky, por su parte, se mostró feliz de haber visto que mucha gente que no pudo ver a su familia durante esta cuarentena los siguió a ellos y a sus allegados, quienes pudieron mostrar que no son perfectos pero que entre todos se guardan respeto y amor.

(c) Agencia EFE