El riesgo de enfermedad cardíaca se dispara después de la COVID, incluso con un caso leve

·4 min de lectura
Un nuevo estudio señala que los problemas cardíacos aumentan en pacientes que han pasado la COVID, incluso si tuvieron síntomas leves.
Un nuevo estudio señala que los problemas cardíacos aumentan en pacientes que han pasado la COVID, incluso si tuvieron síntomas leves.

Incluso un caso leve de COVID-19 puede aumentar el riesgo de problemas cardiovasculares de una persona durante al menos un año después del diagnóstico. Esta es una de las conclusiones de un gran estudio de cohorte que ha analizado datos médicos de más de once millones de personas en Estados Unidos convirtiéndose en artículo destacado tanto en Nature como en Science, las dos revistas científicas más importantes del mundo.

“Los resultados son impresionantes y mucho peores de lo que esperábamos”, explica el cardiólogo Eric Topol en Science. “Si alguien alguna vez pensó que la COVID era simplemente una gripe, este conjunto de datos es el más convincente para señalar que no lo es”.

El estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Washington en St. Louis, Missouri, analizó los registros médicos pertenecientes a más de once millones de veteranos estadounidenses y encontraron que el riesgo de hasta veinte enfermedades cardíacas y vasculares diferentes aumentó sustancialmenteen los veteranos que habían tenido COVID un año antes, en comparación con los que no se habían contagiado. Además, el riesgo aumenta en función de la gravedad de la COVID y se extiende a todos los factores analizados, incluyendo ataques cardíacos, arritmias, accidentes cerebrovasculares, paros cardíacos, etc. Lo más inquietante es que, incluso aquellos veteranos que no fueron hospitalizados y que pasaron una COVID leve, mostraban más enfermedades cardiovasculares en comparación con aquellos veteranos que nunca se infectaron.

Enfermedades cardiovasculares detectadas en los tres grupos analizados por los investigadores | Gráfico de K. Franklin, Y. Xie et al. Science/Nat. Med.
Enfermedades cardiovasculares detectadas en los tres grupos analizados por los investigadores | Gráfico de K. Franklin, Y. Xie et al. Science/Nat. Med.

Para llegar a estos resultados los científicos estudiaron el historial médico de más de 150.000 veteranos que fueron diagnosticados positivos por COVID durante el último año y lo compararon con los registros de otros dos grandes grupos. El primer grupo lo componían unas cinco millones de personas que durante ese tiempo habían acudido a un hospital con síntomas de COVID y el segundo grupo estaba compuesto unos seis millones de veteranos que pasó por el sistema médico en 2017, antes de que circulara el SARS-CoV-2.

Desde hace ya bastantes meses sabemos que la COVID afecta al corazón, pero hasta ahora no contábamos con un estudio tan extenso y profundo sobre cuánto y cómo afecta. El estudio publicado en Nature Medicine señala, por ejemplo, que los veteranos que se contagiaron con COVID muestran un 52 % más de probabilidades de derrame cerebral que el grupo de control contemporáneo, lo que significa que, de cada 1000 personas estudiadas, había alrededor de 4 personas más en el grupo de COVID-19 que en el grupo de control que experimentaron un derrame cerebral. En el caso de riesgo de insuficiencia cardiaca aumentó en un 72%, es decir alrededor de 12 personas más en el grupo de COVID-19 por cada 1000 estudiados.

Estos datos referidos a complicaciones cardiacas aumentan si los sujetos fueron hospitalizados, pero incluso aquellos que evitaron la hospitalización y comunicaron síntomas leves muestran un riesgo mayor de muchas de las afecciones cardíacas estudiadas.

Aún no hemos determinado con claridad los mecanismos fisiológicos por los que el virus afecta de manera tan directa al corazón, pero este gran estudio coincide con otros artículos publicados durante estas semanas que apuntan a otros factores importantes muestra que otros factores agravan la situación. Además del SARS-CoV-2, otros factores como la obesidad, la diabetes o una menor actividad física durante la pandemia están contribuyendo a un aumento de los problemas cardiovasculares. Un estudio del Cleveland Clinic, publicado también hace unos días, muestran que dos de cada cinco estadounidenses (un 41 %) han experimentado problemas cardíacos desde el inicio de la pandemia, en parte debido a los efectos desplegados por el virus, pero también como consecuencia de un mayor sedentarismo.

En definitiva, contagiarse de COVID conlleva un incremento de riesgos para la salud y, ahora que empiezan a llegar estudios más detallados y de larga duración, empezamos a ver que son más graves de lo que en un principio podíamos intuir.

Vídeo | Esta historia de superación tras dar a luz nos recuerda que la pandemia todavía no está superada

Más artículos con noticias actualizadas e importantes sobre COVID:

Referencias científicas y más información:

Xie, Yan, et al. “Long-Term Cardiovascular Outcomes of COVID-19”. Nature Medicine, febrero de 2022, DOI:10.1038/s41591-022-01689-3.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente