Riesgo máximo de incendios en el sur de Francia y Portugal alimentados por otra ola de calor

·1 min de lectura

Una nueva ola de calor aumenta la amenaza de incendios forestales en varios países europeos y complica el control de los ya existentes.

El riesgo es máximo en el sur de Francia. En el departamento de Gard, 370 hectáreas de bosque de pinos fueron pasto de las llamas el domingo. Como medida de seguridad, la A9, que da servicio a España en particular, se cerró durante unas tres horas en ambos sentidos de la circulación durante unos diez kilómetros entre Lunel y Gallargues a causa del humo.

El fuego pudo ser extinguido durante la noche. Mientras que en el oeste, otro incendio arrasó 300 hectáreas en parque natural de las Landas de Gascuña.

Nuevos brotes en Portugal

La península Ibérica tampoco deja atrás los incendios forestales. Portugal sufrió el domingo un enorme fuego en los alrededores de Mafra, a unos 40 km al norte de la capital, Lisboa.

Los residentes intentaron detener el fuego regando sus jardines mientras se extendía hacia los bosques cercanos, y un hogar de ancianos con 30 personas fue evacuado como medida de precaución.

Cientos de bomberos fueron movilizados para detener el avance de las llamas. También se han declarado otros incendios en el norte y el centro del país, con temperaturas que se espera que superen los 40 grados en algunas zonas.

El episodio de altas temperaturas continuará al menos hasta el martes, según el instituto meteorológico portugués.

Desde principios de año, más de 58.000 hectáreas se han quemado en el país, según los datos, aún provisionales, del Instituto para la Conservación de la Naturaleza y los Bosques (ICNF).

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente