Posible riesgo de una escasez energética en Moldavia, declara su primera ministra

·1 min de lectura

Moldavia se enfrentará a un duro invierno, con el riesgo de un inminente desabastecimiento energético.

La primera ministra de Moldavia, Natalia Gavrilita, en entrevista con Euronews Rumanía, declaró que a toda Europa le espera un invierno difícil, pero lo es aún más para Moldavia, por su fuerte dependencia al gas ruso.

"Mientras que muchos países europeos siguen teniendo una dependencia parcial del gas ruso, para Moldavia esta dependencia es del 100%, y se corre el riesgo de que el contrato sea suspendido unilateralmente por Gazprom", explicó Gavrilita.

Además de acceso, es un problema de precio

Este país recibió en junio el estatus de candidato para ingresar a la UE, junto a Ucrania.

La guerra ha empeorado dramáticamente su situación económica, ya complicada desde antes para Moldavia que es uno de los países que más refugiados ucranianos ha recibido per cápita.

Para la primera ministra lo difícil no es solo el acceso a los recursos energéticos, sino su precio. "En Moldavia, la inflación ya ha superado el 34% y los precios de la energía han subido enormemente y son absolutamente inasequibles para los ciudadanos y las empresas".

"Tenemos el doble objetivo de mantener la estabilidad y la paz en el país, y asegurarnos de que tenemos recursos energéticos asequibles todo el día", agrega Gavrilita.

El mercado parece no ser muy fuerte, y muchos comerciantes se han retirado de este, por lo que la primera ministra comenta: "En estas circunstancias, por supuesto, todos nos preguntamos: '¿Es esto realmente un mercado?', y si una regulación más firme podría ayudar a la situación".

"Pero, por supuesto, estamos viendo que esto se utiliza como un espejismo para influenciar, o incluso un arma, en esta guerra que Rusia ha iniciado en Ucrania", finaliza la primera ministra.